ebionita

(redireccionado de ebionitas)

ebionita

(De Ebión, heresiarca palestino.)
1. adj. RELIGIÓN De la doctrina herética de este heresiarca, que sostenía que Jesucristo había nacido de María y José y había sido adoptado por Dios.
2. adj./ s. RELIGIÓN Que profesa esta doctrina herética.

ebionita

 
adj.-s. Díc. de los miembros de ciertas sectas judeocristianas extendidas por el oriente cristiano en los ss. II y III, que negaban la divinidad de Cristo.
Ejemplos ?
Pues los ebionitas, sirvíendose solamente del evangelio que es según San Mateo, se dejan persuadir por él y no piensan rectamente del Señor.
Los opositores incluyen los ebionitas y nazarenos, los cristianos judíos que rechazaron a Pablo por desviarse del judaísmo normativo.
Algunos cristianos primitivos eran estrictamente judíos, como los Ebionitas y los primeros líderes de Jerusalén, siendo todos ellos llamados colectivamente judeocristianos.
l Evangelio de los ebionitas es el nombre convencional dado por los estudiosos a un evangelio apócrifo existente sólo como siete citas breves en una heresiología conocida como el Panarion, de Epifanio de Salamina; se identificó erróneamente como el evangelio «hebreo», creyendo que era una versión truncada y modificada del Evangelio de Mateo.
Ejemplos de esto incluyen a los grupos ebionitas, los cuales niegan la divinidad de Jesús; los no trinitarios o unitarios, que rechazan el dogma de la Trinidad; los grupos docetistas, que niegan que Cristo haya sido humano; o los arrianos, quienes consideran que el Hijo de Dios es una criatura creada por Dios, pero no Dios mismo, entre otros.
Aunque se dice que el evangelio era utilizado por los «ebionitas» durante el tiempo de la iglesia primitiva, la identidad del grupo o grupos que lo utilizaron sigue siendo una cuestión de conjeturas.
El evangelio de los ebionitas es uno de varios evangelios judeocristianos, junto con el evangelio de los hebreos y el evangelio de los nazarenos; todos sobrevivieron solamente como fragmentos en las citas de los Padres de la Iglesia.
Hay una similitud entre el evangelio y un documento de origen que figura dentro de los Reconocimientos Clementinos (1,27-71), denominados convencionalmente por los estudiosos como las Ascensiones de Santiago, con respecto a la orden de abolir los sacrificios judíos. Se cree que Epifanio tuvo en su posesión un evangelio que él atribuyó a los ebionitas cuando era obispo de Salamina, Chipre.
Las citas fueron incorporadas en una polémica al señalar las inconsistencias en las creencias y prácticas de una secta cristiana judía conocida como los ebionitas en relación con la ortodoxia nicena.
Mientras que el texto hebreo fue, según Ireneo, en ese momento interpretado por Teodoción y Aquila (ambos prosélitos de la fe judía) como una mujer joven que concebirá. Según Ireneo, los ebionitas utilizaron esto para afirmar que José era el padre (biológico) de Jesús.
En el inicio de su Epístola, Ptolomeo hace referencia a dos posturas extremas sobre la proveniencia de la Ley Mosaica: La que considera su origen en el mismo Dios Padre que correspondía a la corriente proto-ortodoxa eclesiástica cristiana, a los ebionitas y a la mayoría de los judíos y la que lo asigna al Adversario, al Diablo, posición mantenida por algunas corrientes del gnosticismo como los marcionitas, que contemplaban a la Divinidad que se manifiesta en los escritos del Antiguo Testamento como un ser de naturaleza malvada o negativa.
En segundo lugar, los supuestos monjes separados de la primera comunidad cristiana, fueron en verdad, miembros de la secta de los ebionitas y otras afines que se alejaron de las ciudades para no contaminarse con el resto de los creyentes relajados y traidores de las costumbres judías.