duque del Infantado

Infantado, duque del

 
hist. Título creado en 1475 por los Reyes Católicos a favor del primogénito del marqués de Santillana, Diego Hurtado de Mendoza.
Ejemplos ?
Desde entonces pasó a estar bajo la protección, tanto judicial como militar, del Consejo del Excelentísimo Señor Duque del Infantado, ofreciendo a su Majestad el Rey Felipe IV la petición administrativa con titularidad de Villazgo hecha por el Concejo, Justicia y vecinos de Becerril.
Erigida entre los siglos XVI y XVII, posee un retablo mayor neoclásico, destacando también los retablos laterales dedicados a San José y Nuestra Señora del Rosario. Torre del Duque del Infantado.
Nace el Señorío de Guardo, al que deben vasallaje varios pueblos cercanos. En 1475, los Reyes Católicos conceden a Don Diego Hurtado de Mendoza, Señor de Guardo, el título de Duque del Infantado.
Sus tranquilas calles invitan al paseo. Castillo de Ayora: Palacio-Fortaleza del duque del Infantado. Este monumento se sitúa en una elevación en el centro de la villa.
La Villa, entonces denominada Tovar,formó parte, en su categoría de pueblos solos, del Partido de Castrojeriz, uno de de los catorce que formaban la Intendencia de Burgos, durante el periodo comprendido entre 1785 y 1833, en el Censo de Floridablanca de 1787, con jurisdicción de señorío, siendo su titular el Duque del Infantado, en aquella época Pedro Alcántara de Toledo y Silva (1729-1790) duodécimo Duque y heredero también de los títulos de Távara, Lerma y Pastrana, quien nombraba alcalde ordinario.
Ayora tiene un pequeño polígono industrial donde se asientan empresas locales. Castillo de Ayora: Palacio-Fortaleza del duque del Infantado.
Al fin, sin más contratiempos, las tropas de Castaños (antiguo Ejército del Centro) llegan a Cuenca el 12 de diciembre. Allí toma el mando de la fuerza el duque del Infantado.
Alarmado por esta pequeña derrota, José Bonaparte ordena a Víctor que aplaste a las fuerzas españolas del duque del Infantado, cosa que éste consigue en la Batalla de Uclés, el 13 de enero de 1809.
Después, lo fue del duque del Infantado y de los Hermanos Calvo (Inquisidores Generales en el reinado de Felipe II, que lo vendieron al Marqués de Aguilafuente.
En el siglo XVII, el Duque del Infantado determinó cambiarle el nombre, llamándolo igual que su principal señorío, el Real de Manzanares, cuya villa más importante era el actual pueblo de Manzanares el Real.
Le sucedió su hijo: Pedro de Alcántara de Toledo y Salm-Salm (1768-1841), XIII duque del Infantado, duque de Pastrana, duque de Lerma, XIV marqués de Santillana, XI marqués de Távara, marqués de Cenete, conde del Real de Manzanares, conde de Saldaña, príncipe de Melito, príncipe de Éboli, Grande de España de primera clase.
Su padre sirvió al marqués de Coria y él mismo estuvo al servicio de la familia del duque del Infantado, y más en concreto de don Enrique de Mendoza y Aragón, que aparece en su novela pastoril bajo el nombre de Mendino.
Buscador de palabras ?