duque de la Torre

Torre, duque de la

 
V. Serrano Domínguez, Francisco.
Ejemplos ?
2- El 28 de septiembre de 1868 se produjo la Batalla del Puente de Alcolea en la que el Duque de la Torre, Francisco Serrano, con los generales Caballero de Rodas, Izquierdo y Rey derrotaron a las tropas fieles a Isabel II mandadas por el general Marqués de Novaliches, que resultó herido en la mandíbula por lo que se acuñó la cancioncilla popular cuya letra decía...
El título de duque de Galisteo, se otorgó como nueva creación, en 1870, por el regente, general Francisco Serrano, duque de la Torre, y el Real Decreto lo firmó Amadeo I en 1871, siendo éste el título actualmente en vigor, aunque ya había sido creado anteriormente en 1451, por Juan II de Castilla.
La Comisión la encabezo en un primer momento el Capitán de Navío Santiago Antón Rozas, pero dado el nivel que estaban tomando las negociaciones, fue sustituido por el General del Ejército de Tierra, Carlos Martínez Campos y Serrano, Duque de La Torre.
“Su alcalde -viene a decir el senador- ha mancillado la ley y ha ignorado las quejas de mi propio hermano”. En 1884, en casa del duque de la Torre, se prepara la candidatura para las elecciones de diputados a Cortes.
Castelar rehusó el ofrecimiento del general Pavía para que presidiera el gobierno porque no estaba dispuesto a mantenerse en el poder por medios antidemocráticos, por lo que la presidencia del Poder Ejecutivo de la República y del gobierno la asumió el líder del Partido Constitucional Francisco Serrano, duque de la Torre, quien se fijó como objetivo prioritario acabar con la rebelión cantonal y con la Tercera Guerra Carlista.
Francisco Serrano, duque de la Torre, de 63 años y antiguo colaborador de Isabel II y que ya había desempeñado por dos veces la jefatura del Estado durante el Sexenio Democrático al asumir la presidencia del Poder Ejecutivo de la República y la presidencia del gobierno se fijó como objetivo acabar con la rebelión cantonal y la Tercera Guerra Carlista y luego convocar unas Cortes que decidieran la forma de gobierno.
Es liberado de la cárcel municipal por mediación de Carlos Martínez Campos, duque de la Torre (años más tarde preceptor del príncipe de España, don Juan Carlos).
Estas declaraciones, hechas a raíz de tantos manifiestos oficiales; después de tan repetidas protestas de concordia, de unidad de miras y de sentimientos de adhesión a los principios proclamados en letras de molde por las Juntas revolucionarias, no podían menos de escandalizar a la minoría republicana, en quien reside por derecho natural y lógico la representación de las masas maltratadas por el ministro de Ultramar y contrariadas en su más sublime aspiración por el de Marina. Así fue que tuvo que intervenir el duque de la Torre para decir, con esa energía que le caracteriza: «- Ubinan gentium, sumus ?
Atando luego todos estos cabos sueltos a los últimos hechos del general serrano, quise hacer de todo ello una soga, en la forma siguiente: Un año después de pronunciado por el duque de la Torre el discurso mencionado al principio, se aliaba aquél a los asesinos de San Gil; a los progresistas y demócratas, que, según el general O'Donnell, «merecieron la indignación pública» por ser los instigadores de los asesinatos; a los «miserables y malvados», en fin, según El Diario Español, y derribaba con ellos EL TRONO DE SU REINA Y SU DINASTÍA, «lo que tanto queremos TODOS LOS ESPAÑOLES», al decir del duque de Tetuán en 1866.
Hízose al cabo una Constitución, vamos al decir, y, a falta de un rey que meter en ella, invitóse al duque de la Torre con alta dignidad de regente, y llegó la hora de que su alteza nombrase un ministro.
Aquel complot era algo más serio que el anterior, ya que en él estaba comprometida gran parte del ejército, y generales corno Balmaseda y el duque de la Torre.
Y como si este documento fuera poco, otro impreso también, apareció en seguida, de fecha de 29 de junio de 1866, que dice así: «Queriendo recompensar los eminentes servicios que ha prestado el capitán general del Ejército don Francisco Serrano Domínguez, duque de la Torre, conde de San Antonio, senador del reino y presidente del Senado, vengo en nombrarle caballero de la insigne Orden del Toisón de Oro.
Buscador de palabras ?