drapear

(redireccionado de drapeados)

drapear

v. tr. y prnl. TEXTIL Disponer o plegar las telas de un vestido o darle la caída conveniente.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.
Ejemplos ?
Los vestidos se iban haciendo cada vez más rectos, pero el Picture Dress tenía una falda amplia pegada a un talle ajustado. Revolucionó en el corte con simplicidad y drapeados.
Esta "corrección" destruye toda la labor de estudio de Leonardo sobre la anatomía de las aves, así como la representación realista del ala. La impostación de la posición es clásicamente leonardesca, considerando los drapeados, con pliegues amplios y mórbidos.
Giorgio Vasari cuenta que el artista hacía a menudo modelos de arcilla de las figuras, los vestía con mórbidos mantos bañados en yeso y entonces reproducía pacientemente la caída de los drapeados.
En los sesenta acabaron triunfando las hombreras, las chaquetillas spenser, los drapeados, los cuellos altos y un sin fin de extravagancias más y utilizaban además zapados con suelas de acero inoxidable y bellos collares de ratas.
Su estilo combina los fondos oscuros y difuminados del maestro con una paleta de colores mucho más brillantes, con amplio uso del rosado, sobre todo en las carnaciones y los drapeados.
Por la altura del talle de la túnica mariana, la distribución de los drapeados y por estar realizada por un imaginero local, que ha adquirido cierto dominio técnico, puede fecharse en el segundo tercio del siglo XIV.
El nombre italiano se generaliza a partir del Renacimiento y deriva de la ciudad del Flandes francés llamada Arras, célebre en el tardo medioevo por sus industrias textiles especializadas en drapeados y otros paños finos.
En la escena, José consigue huir de la esposa de un oficial egipcio. Rossi utilizaba hábilmente los drapeados para ilustrar la tensión de esta dinámica escena.
Además de la simple inversión de los colores, la técnica de la cerámica de figuras rojas permitía una mejora del dibujo, sobre todo en la representación de los drapeados, de los cuerpo y de los detalles, cuya precisión suplió la casi completa desaparición de la policromía, ganando en realismo.
En la foto-portada vemos a Elisa vestida al estilo casino: Blusa blanca con aplicaciones de pliegues drapeados en vertical, típico de los trajes masculinos de graduación de los años 70 en EE.UU.; falda negra de cuero con tirantes y las piernas embutidas en medias de maya.
Su realismo aparece en los drapeados, que son ligeros, en los gestos y expresiones de las figuras, así como en la representación detallista del cántaro recubierto de mimbre o del vestido del Niño.
El estilo temprano de Torelli está fuertemente influenciado por el de Dal Sole, sobre todo en los rostros de sus figuras y su manera de tratar los drapeados de los vestidos; más tarde se haría patente su admiración por Ludovico Carracci, a cuya forma de pintar se acercó.