dorada


También se encuentra en: Sinónimos.

dorada

(Del lat. aurata.)
s. f. ZOOLOGÍA Pez marino, de tamaño mediano, cuerpo alto y plateado, con bandas amarillas y mandíbula saliente, que vive entre rocas en aguas someras y es comestible. doradilla
NOTA: Nombre científico: (Sparus aurata.)

dorada

  (del l. deaurata)
f. zool. Pez marino osteíctio, del orden perciformes (Sparus auratus), comestible, de color azul brillante, con una mancha dorada entre los ojos.
Traducciones

dorada

The Goldfish, The Swordfish

dorada

orata
Ejemplos ?
La dulce Lenore ha ido adelante con la esperanza volando al lado, Dejándole en el dolor a causa de esa querida criatura que habría sido tu esposa Ella, la bella, atractiva, que ahora yace Tan profundamente Con la vida en la dorada cabellera, pero no en los ojos.
Luego que Zeus expulsó del cielo a los Titanes, la monstruosa Gea concibió su hijo más joven, Tifón en abrazo amoroso con Tártaro preparado por la dorada Afrodita.
Con el pensamiento me veía en una dorada carroza con lacayos; veía las corporaciones gremiales con sus escudos, desfilando al son de las bandas y bajo las banderas, y me encontraba en los alegres salones navideños, disfrazado y jugando a prendas.
En el patio jugaban algunos de aquellos alegres muchachuelos que por Nochebuena estuvieron bailando en torno al abeto y que tanto lo habían admirado. Uno de ellos se le acercó corriendo y le arrancó la estrella dorada.
No le aprovecha religión al cura, ni la inocencia al niño le aprovecha; ni a dueña ni a doncella le asegura su gesto hermoso o su dorada mecha; la vejez se maltrata y se captura, y no sé al fin si el moro más cosecha por tal fama de bravo o de salvaje, pues no distingue edad, sexo o linaje.
Estas curvas que aparecen al centro del cráneo se sostienen con un poco de gel controlado con una irrigación de diamantina; de tal modo que el colorido verde haga contraste con la colita dorada que aquí ves, no, aquí mira.
En cuanto a las hijas de Nereo, viejo del mar, Psámata, divina entre diosas, parió a Foco en abrazo con Éaco por mediación de la dorada Afrodita.
También hizo el amor a Mnemósine de hermosos cabellos y de ella nacieron las nueve Musas de dorada frente a las que encantan las fiestas y el placer del canto.
Era inusitado aquel espectáculo que ante mis ojos aparecía: Miles de lucecitas de muchísimos colores alumbraban un gran salón; en sus paredes había millones de preciosas piedrecillas luminosas que las adornaban; en el fondo estaba una silla dorada en la que se veía sentada una abeja de vestido más brillante que los de las demás.
Con Cadmo, Harmonía, hija de la dorada Afrodita, tuvo a Ino, Sémele, Ágave de hermosas mejillas, Autónoe, a la que desposó Aristeo de tupida cabellera, y a Polidoro en la bien coronada Tebas.
El árabe continuó: -Cuando desapareció la nube roja, vi una sala. Junto a una mesa dorada había dos sillones revestidos de terciopelo verde.
Y esto se acredita con haber dicho la reina en la capitulación de Toledo, el 26 de Julio de 1529, que hacía hidalgos á los que no lo eran, y á los hidalgos los hacía caballeros de espuela dorada.