doctrinar

(redireccionado de doctrinas)
También se encuentra en: Sinónimos.

doctrinar

v. tr. ENSEÑANZA Enseñar o inculcar a una persona o colectivo las ideas o conocimientos de una determinada doctrina.
NOTA: También se escribe: adoctrinar

doctrinar

 
tr. Enseñar, dar instrucción.

doctrinar


Participio Pasado: doctrinado
Gerundio: doctrinando

Presente Indicativo
yo doctrino
tú doctrinas
Ud./él/ella doctrina
nosotros, -as doctrinamos
vosotros, -as doctrináis
Uds./ellos/ellas doctrinan
Imperfecto
yo doctrinaba
tú doctrinabas
Ud./él/ella doctrinaba
nosotros, -as doctrinábamos
vosotros, -as doctrinabais
Uds./ellos/ellas doctrinaban
Futuro
yo doctrinaré
tú doctrinarás
Ud./él/ella doctrinará
nosotros, -as doctrinaremos
vosotros, -as doctrinaréis
Uds./ellos/ellas doctrinarán
Pretérito
yo doctriné
tú doctrinaste
Ud./él/ella doctrinó
nosotros, -as doctrinamos
vosotros, -as doctrinasteis
Uds./ellos/ellas doctrinaron
Condicional
yo doctrinaría
tú doctrinarías
Ud./él/ella doctrinaría
nosotros, -as doctrinaríamos
vosotros, -as doctrinaríais
Uds./ellos/ellas doctrinarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo doctrinara
tú doctrinaras
Ud./él/ella doctrinara
nosotros, -as doctrináramos
vosotros, -as doctrinarais
Uds./ellos/ellas doctrinaran
yo doctrinase
tú doctrinases
Ud./él/ella doctrinase
nosotros, -as doctrinásemos
vosotros, -as doctrinaseis
Uds./ellos/ellas doctrinasen
Presente de Subjuntivo
yo doctrine
tú doctrines
Ud./él/ella doctrine
nosotros, -as doctrinemos
vosotros, -as doctrinéis
Uds./ellos/ellas doctrinen
Futuro de Subjuntivo
yo doctrinare
tú doctrinares
Ud./él/ella doctrinare
nosotros, -as doctrináremos
vosotros, -as doctrinareis
Uds./ellos/ellas doctrinaren
Imperativo
doctrina (tú)
doctrine (Ud./él/ella)
doctrinad (vosotros, -as)
doctrinen (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había doctrinado
tú habías doctrinado
Ud./él/ella había doctrinado
nosotros, -as habíamos doctrinado
vosotros, -as habíais doctrinado
Uds./ellos/ellas habían doctrinado
Futuro Perfecto
yo habré doctrinado
tú habrás doctrinado
Ud./él/ella habrá doctrinado
nosotros, -as habremos doctrinado
vosotros, -as habréis doctrinado
Uds./ellos/ellas habrán doctrinado
Pretérito Perfecto
yo he doctrinado
tú has doctrinado
Ud./él/ella ha doctrinado
nosotros, -as hemos doctrinado
vosotros, -as habéis doctrinado
Uds./ellos/ellas han doctrinado
Condicional Anterior
yo habría doctrinado
tú habrías doctrinado
Ud./él/ella habría doctrinado
nosotros, -as habríamos doctrinado
vosotros, -as habríais doctrinado
Uds./ellos/ellas habrían doctrinado
Pretérito Anterior
yo hube doctrinado
tú hubiste doctrinado
Ud./él/ella hubo doctrinado
nosotros, -as hubimos doctrinado
vosotros, -as hubísteis doctrinado
Uds./ellos/ellas hubieron doctrinado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya doctrinado
tú hayas doctrinado
Ud./él/ella haya doctrinado
nosotros, -as hayamos doctrinado
vosotros, -as hayáis doctrinado
Uds./ellos/ellas hayan doctrinado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera doctrinado
tú hubieras doctrinado
Ud./él/ella hubiera doctrinado
nosotros, -as hubiéramos doctrinado
vosotros, -as hubierais doctrinado
Uds./ellos/ellas hubieran doctrinado
Presente Continuo
yo estoy doctrinando
tú estás doctrinando
Ud./él/ella está doctrinando
nosotros, -as estamos doctrinando
vosotros, -as estáis doctrinando
Uds./ellos/ellas están doctrinando
Pretérito Continuo
yo estuve doctrinando
tú estuviste doctrinando
Ud./él/ella estuvo doctrinando
nosotros, -as estuvimos doctrinando
vosotros, -as estuvisteis doctrinando
Uds./ellos/ellas estuvieron doctrinando
Imperfecto Continuo
yo estaba doctrinando
tú estabas doctrinando
Ud./él/ella estaba doctrinando
nosotros, -as estábamos doctrinando
vosotros, -as estabais doctrinando
Uds./ellos/ellas estaban doctrinando
Futuro Continuo
yo estaré doctrinando
tú estarás doctrinando
Ud./él/ella estará doctrinando
nosotros, -as estaremos doctrinando
vosotros, -as estaréis doctrinando
Uds./ellos/ellas estarán doctrinando
Condicional Continuo
yo estaría doctrinando
tú estarías doctrinando
Ud./él/ella estaría doctrinando
nosotros, -as estaríamos doctrinando
vosotros, -as estaríais doctrinando
Uds./ellos/ellas estarían doctrinando
Sinónimos

doctrinar

Traducciones

doctrinar

teach

doctrinar

VTto teach
Ejemplos ?
¡Oh mi casa sin cítricos, mi casa donde puede mi poesía andar como una reina! Qué sabes tú de formas y doctrinas, de metros y de escuela?
Antiguamente el maestro explicaba y exponía por sí mismo las doctrinas; hoy, con mejor acuerdo, sostiene casi siempre un diálogo con sus alumnos.
Pero la convención de Montevideo, en primer lugar, ley de la nación hoy, me hizo ver que no era posible, en mi carácter oficial, sostener doctrinas de un positivismo absoluto, cuando el gobierno argentino, siguiendo la corriente del mundo civilizado, había aceptado el reconocimiento de los derechos de la inteligencia, consagrando su legitimidad, á la par de los que determina cualquier otro acto de la actividad humana.
La política y las medidas de esa índole deberán incluir: a) La creación de oportunidades, en particular educativas, para atender a las diversas necesidades de los jóvenes y servir de marco de apoyo para velar por el desarrollo personal de todos los jóvenes, en particular de aquellos que están patentemente en peligro o en situación de riesgo social y necesitan cuidado y protección especiales; b) La formulación de doctrinas y criterios especializados para la prevención de la delincuencia...
Articulo 51.- El personal académico es libre para desarrollar las enseñanzas conforme a sus ideas, dentro del deber de ofrecer a sus alumnos la información necesaria sobre las doctrinas y principios diversos y discrepantes.
Lo esencial para que puedan realizarse en su integridad los postulados sociales de la Constitución General de la República y las fórmulas de coordinación social contenidas en el Programa de Gobierno del Partido Nacional Revolucionario, que acaba de aprobarse, consiste en que se verifique una plena interpretación revolucionaria de las leyes, por hombres que sinceramente sientan la Revolución; que sean cabalmente conscientes de su responsabilidad; que tengan verdadero cariño a las masas proletarias, y que perciban con amplitud el espíritu y las necesidades históricas que inspiraron las normas y las doctrinas que se ha dado el pueblo en sus generosas luchas, para que de esta manera las ejecuten con resolución y honradez, a fin de lograr el progreso colectivo.
Pese a sus diferentes trayectorias, las concepciones liberal-moderadas fueron patrimonio común de hombres como Manuel Belgrano (1770-1820), Carlos de Alvear (1789-1853), José de San Martín (1778-1850) y Bernardino Rivadavia (1780-1845), ferviente partidario este último de las doctrinas de Bentham y los ideólogos franceses.
Ahora bien; si eso es lo más verosímil y si por lo demás imperaba en dichos centros de opinión iguales sentimientos a los de Santa Fe de adhesión a Artigas y a las democráticas doctrinas políticas por él prohijadas, ¿cómo no pensar también entonces que en esta emergencia todos los “Pueblos Libres” repitieron – puntos más o menos – la actitud (felizmente documentada) de aquélla?
Condenamos las plataformas y organizaciones políticas basadas en el racismo, la xenofobia o las doctrinas de la superioridad y la discriminación raciales, así como la legislación y las prácticas basadas en el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia, por ser incompatibles con la democracia y la gobernanza transparente y responsable.
(el primer sistema era la lectura metódica de los filósofos; el segundo, un extracto de sus doctrinas o principales afirmaciones y sentencias.
Insta a todos los que actúan en el plano internacional a que establezcan un orden internacional basado en la inclusión, la justicia, la igualdad y la equidad, la dignidad humana, la comprensión mutua y la promoción y el respeto de la diversidad cultural y los derechos humanos universales, y rechacen todas las doctrinas de la exclusión basada en el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia; 149.
De este optimismo fundamental brotan las facetas características del pensamiento de Rabelais: absoluta fe en la vida, una fe que su temperamento sano y exuberante convierte en impetuosa alegría de vivir, en instintivo amor hacia toda realidad concreta; indiferencia y horror para todos los dogmas, para todos los fanatismos políticos o religiosos; escepticismo en cuanto a la eficacia de la razón humana y de las doctrinas que con ella se elaboran.