divinizar

(redireccionado de divinizado)
También se encuentra en: Sinónimos.

divinizar

1. v. tr. Atribuir características divinas a una persona o una cosa o rendirle honores y culto como si así fuera.
2. Alabar exageradamente a una persona su admiración es tal que lo diviniza.
NOTA: Se conjuga como: cazar
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

divinizar

 
tr. Hacer o suponer divina [a una persona o cosa]; tributarle culto y honores divinos.
fig.Santificar, hacer sagrada [una cosa].
fig.Ensalzar [a alguno] desmedidamente.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.

divinizar


Participio Pasado: divinizado
Gerundio: divinizando

Presente Indicativo
yo divinizo
tú divinizas
Ud./él/ella diviniza
nosotros, -as divinizamos
vosotros, -as divinizáis
Uds./ellos/ellas divinizan
Imperfecto
yo divinizaba
tú divinizabas
Ud./él/ella divinizaba
nosotros, -as divinizábamos
vosotros, -as divinizabais
Uds./ellos/ellas divinizaban
Futuro
yo divinizaré
tú divinizarás
Ud./él/ella divinizará
nosotros, -as divinizaremos
vosotros, -as divinizaréis
Uds./ellos/ellas divinizarán
Pretérito
yo divinicé
tú divinizaste
Ud./él/ella divinizó
nosotros, -as divinizamos
vosotros, -as divinizasteis
Uds./ellos/ellas divinizaron
Condicional
yo divinizaría
tú divinizarías
Ud./él/ella divinizaría
nosotros, -as divinizaríamos
vosotros, -as divinizaríais
Uds./ellos/ellas divinizarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo divinizara
tú divinizaras
Ud./él/ella divinizara
nosotros, -as divinizáramos
vosotros, -as divinizarais
Uds./ellos/ellas divinizaran
yo divinizase
tú divinizases
Ud./él/ella divinizase
nosotros, -as divinizásemos
vosotros, -as divinizaseis
Uds./ellos/ellas divinizasen
Presente de Subjuntivo
yo divinice
tú divinices
Ud./él/ella divinice
nosotros, -as divinicemos
vosotros, -as divinicéis
Uds./ellos/ellas divinicen
Futuro de Subjuntivo
yo divinizare
tú divinizares
Ud./él/ella divinizare
nosotros, -as divinizáremos
vosotros, -as divinizareis
Uds./ellos/ellas divinizaren
Imperativo
diviniza (tú)
divinice (Ud./él/ella)
divinizad (vosotros, -as)
divinicen (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había divinizado
tú habías divinizado
Ud./él/ella había divinizado
nosotros, -as habíamos divinizado
vosotros, -as habíais divinizado
Uds./ellos/ellas habían divinizado
Futuro Perfecto
yo habré divinizado
tú habrás divinizado
Ud./él/ella habrá divinizado
nosotros, -as habremos divinizado
vosotros, -as habréis divinizado
Uds./ellos/ellas habrán divinizado
Pretérito Perfecto
yo he divinizado
tú has divinizado
Ud./él/ella ha divinizado
nosotros, -as hemos divinizado
vosotros, -as habéis divinizado
Uds./ellos/ellas han divinizado
Condicional Anterior
yo habría divinizado
tú habrías divinizado
Ud./él/ella habría divinizado
nosotros, -as habríamos divinizado
vosotros, -as habríais divinizado
Uds./ellos/ellas habrían divinizado
Pretérito Anterior
yo hube divinizado
tú hubiste divinizado
Ud./él/ella hubo divinizado
nosotros, -as hubimos divinizado
vosotros, -as hubísteis divinizado
Uds./ellos/ellas hubieron divinizado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya divinizado
tú hayas divinizado
Ud./él/ella haya divinizado
nosotros, -as hayamos divinizado
vosotros, -as hayáis divinizado
Uds./ellos/ellas hayan divinizado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera divinizado
tú hubieras divinizado
Ud./él/ella hubiera divinizado
nosotros, -as hubiéramos divinizado
vosotros, -as hubierais divinizado
Uds./ellos/ellas hubieran divinizado
Presente Continuo
yo estoy divinizando
tú estás divinizando
Ud./él/ella está divinizando
nosotros, -as estamos divinizando
vosotros, -as estáis divinizando
Uds./ellos/ellas están divinizando
Pretérito Continuo
yo estuve divinizando
tú estuviste divinizando
Ud./él/ella estuvo divinizando
nosotros, -as estuvimos divinizando
vosotros, -as estuvisteis divinizando
Uds./ellos/ellas estuvieron divinizando
Imperfecto Continuo
yo estaba divinizando
tú estabas divinizando
Ud./él/ella estaba divinizando
nosotros, -as estábamos divinizando
vosotros, -as estabais divinizando
Uds./ellos/ellas estaban divinizando
Futuro Continuo
yo estaré divinizando
tú estarás divinizando
Ud./él/ella estará divinizando
nosotros, -as estaremos divinizando
vosotros, -as estaréis divinizando
Uds./ellos/ellas estarán divinizando
Condicional Continuo
yo estaría divinizando
tú estarías divinizando
Ud./él/ella estaría divinizando
nosotros, -as estaríamos divinizando
vosotros, -as estaríais divinizando
Uds./ellos/ellas estarían divinizando
Collins Spanish Verb Tables © HarperCollins Publishers 2011
Sinónimos

divinizar

Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2016 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

divinizar

divinizzare

divinizar

divinizar

divinizar

VTto deify
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
PIGMALIÓN, rey de Tiro, hijo de Belo y hermano de la reina Dido. PILUMNO, abuelo de Turno y divinizado en Italia como inventor del arte de moler el trigo.
Su existencia se constata por los textos griegos y latinos, citados desde el siglo XVI por historiadores y eruditos, y por los importantes restos arqueológicos hallados desde principios del siglo XX, como la estatua de un emperador romano divinizado de gran tamaño en 1905, una estatuilla de bronce de la Fama dirigiendo una cuadriga y una gran estatua toracata de bronce, hallada en Rompetimones en 1925.
En esa sesión, Pedro Basilio manifestándose a través de la médium Blanca Lambert, dijo que él en una reencarnación anterior había sido el apóstol Pedro, que maravillado por el amor hacia el Maestro, lo había divinizado y había confundido la «Idea Nueva» de Jesús al enseñar y mal dirigir a los primeros cristianos haciéndoles creer que Jesús era el propio Dios.
Cintéotl o Centéotl palabra que en náhuatl significa “dios del maíz”, en la mitología mexica, en ocasiones es considerado como un ser dual, hombre y mujer, o bien solo del sexo masculino; mientras en sexo femenino pasó a ser Chicomecóatl, que según la Cosmogonía mexica nació de la unión de Piltzintecuhtli, dios de los temporales, y Xochiquétzal, diosa de la belleza, de las flores, de la juventud y de la fertilidad, patrona de las jóvenes, del embarazo, de los partos y de los oficios de las mujeres, que tras su nacimiento se refugió bajo la tierra convirtiéndose en distintos sustentos, de entre ellos, el maíz divinizado.
Fue creada sobre un poblado egipcio por el emperador Adriano, quien dedicó esta ciudad a Antínoo, su favorito, que había muerto ahogado en el Nilo, siendo divinizado asimilándolo a Osiris y venerado en su templo denominado Antinoeion.
La civilización de Benín fue básicamente urbana, con un monarca divinizado y despótico, aunque controlado por sociedades secretas político-religiosas.
El templo está consagrado a siete divinidades, incluido el propio rey divinizado, que tienen su propia capilla, Osiris, Isis, Horus, Amón, Ra-Horajti y Ptah.
Los dioses comunes a todos los pueblos indoeuropeos se identifican con un cuerpo celeste tales como el Sol o la Luna, con un fenómeno natural o una parte del mundo: la Tierra como Madre, el Cielo diurno como Padre, los Gemelos divinos como los hijos, a Aurora como la hija, la Luna; quizá también el Fuego, pero este elemento no es divinizado en el seno de muchos pueblos indoeuropeos, que lo reemplazan por el hogar.
La semejanza significa asimilación del hombre con Dios, que hay que distinguir otra semejanza, asimilación del hombre con Dios, es decir, el hombre se hace Dios, la semejanza consiste en que el hombre sea divinizado, deificado, el hombre está destinado a hacerse Dios.
Se estableció un importante centro comercial y portuario en esta posición estratégicamente situada en las rutas marítimas mediterráneas; también querían crear una capital religiosa, y que constituyera unos de los principales lugares del nuevo orden imperial y de culto a Augusto divinizado.
Varios dioses velan por el ejercicio de la medicina: Thot, dios de la sabiduría, Sejmet, diosa de la misericordia y la salud, Duau y Horus, protectores de los especialistas en medicina ocular, Tueris, Heget y Neit, protectores de las embarazadas en el momento del parto, o el mismo Imhotep tras ser divinizado.
Incluso llegó a escribir una vez: «Considero a Napoleón, Fox y Hamilton los tres hombres más grandes de nuestra época, y si estuviese obligado a elegir entre los tres, daría sin dudarlo el primer lugar a Hamilton. Habría divinizado Europa».