divertido

(redireccionado de divertida)
También se encuentra en: Sinónimos.

divertido, a

1. adj. Que divierte era un espectáculo divertido; es una persona muy divertida. gracioso
2. Que infunde o está lleno de alegría, que se comporta con gracia y animación aquella noche estuvo de buen humor y divertido. alegre, festivo
3. Amér. Merid. Que está ligeramente bebido, embriagado.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

divertido, -da

 
adj. Alegre, festivo y de buen humor.
Que divierte.
(Amér.) Ebrio, achispado.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.

divertido, -da

(diβeɾ'tiðo, -ða)
abreviación
1. persona que tiene buen humor muchacho divertido
2. aburrido que entretiene juego divertido
Kernerman English Multilingual Dictionary © 2006-2013 K Dictionaries Ltd.
Sinónimos

divertido

, divertida
adjetivo
1 alegre*, encantador, jovial, jocoso, regocijado, ameno, grato, agradable, deleitable, placentero, entretenido, festivo. aburrido.
Ameno, grato, agradable, deleitable, placentero y entretenido se usan cuando distraen al tiempo que divierten.
2 animado, movido, festivo, entretenido. aburrido, soso.
Se aplican al ambiente de una fiesta, local, etc.
Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2016 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

divertido

lustig, köstlich

divertido

drôle, amusant

divertido

مُسَلٍ

divertido

zábavný

divertido

sjov

divertido

hauska

divertido

zabavan

divertido

楽しい

divertido

재미있는

divertido

leuk

divertido

morsom

divertido

zabawny

divertido

divertido

divertido

rolig

divertido

น่าสนุก

divertido

eğlendirici

divertido

vui vẻ

divertido

娱乐的

divertido

ADJ
1. (= entretenido) [libro, película] → entertaining; [chiste, persona] → funny, amusing
la fiesta fue muy divertidathe party was great fun o very enjoyable
el viaje fue muy divertidothe trip was great fun
¡qué divertido! ¿ahora me dices que no puedes ir? (iró) → that's just great! now you tell me you can't go?
2. estar divertido (LAm) → to be tight
DIVERTIDO

¿"Funny o fun"?
 Divertido sólo se puede traducir por funny si nos hace reír:
Acabo de ver una obra muy divertida I've just seen a very funny play
 Cuando hablamos de una actividad o situación divertida (en el sentido de entretenida y agradable), a menudo se la puede describir en inglés como fun:
Me gusta jugar al escondite. Es muy divertido I like playing hide and seek. It's great fun
! Fun es un sustantivo incontable y por lo tanto, al contrario que funny, no puede ir acompañado de adverbios como very. Se suele acompañar de great, good y a lot of.
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
XÓLOTL le había prometido una divertida escena de malabarismo, pero en cuanto tuvo en sus manos el hueso, XÓLOTL se alargó y echó a correr.
Pusieron en la estación un reloj que marchaba de acuerdo con el sol, y como el del alcalde no lo hacía, todos los ciudadanos empezaron a regirse por el reloj de la estación. Yo me reí, pareciéndome que la historia era muy divertida; pero el bisabuelo no se río ni pizca, sino que se quedó muy serio.
O, si quieres, lícito sea que cierres el paladar, mientras de vuestro amor sea yo partícipe. 56 Oh cosa ridícula, Catón, y divertida y digna de los oídos y de tu carcajada.
Ríe todo lo que amas, Catón, a Catulo: cosa es ridícula y por demás divertida. Sorprendí ora a un chiquillo que a una chica meneaba; a él yo, si place a Dione, con el pértigo de la mía rígida, lo abatí.
Así sucedió. Carmides vino, y dio ocasión a una escena divertida. Cada uno de nosotros, que estábamos sentados, empujó a su vecino, estrechándole para hacer sitio y conseguir que Carmides se sentara a su lado, resultando de estos empujes individuales, que los dos que estaban a los extremos del banco, el uno tuvo que levantarse y el otro cayó en tierra.
Para amamantarlo se reúnen diecisiete mil novecientas vacas; para hacerle la cama, hacen novecientas brazas de tela: no debe olvidarse que se trata de un gigante, divertida ficción que permite al autor nadar en cifras hiperbólicas.
rtículo del Bachiller Gran persona debió de ser el primero que llamó pecado mortal a la pereza; nosotros, que ya en uno de nuestros artículos anteriores estuvimos más serios de lo que nunca nos habíamos propuesto, no entraremos ahora en largas y profundas investigaciones acerca de la historia de este pecado, por más que conozcamos que hay pecados que pican en historia, y que la historia de los pecados sería un tanto cuanto divertida.
Su pito me pareció muy mediocre y toda su persona bastante desmedrada, y su descarga fue tan dulce como su operación. Al día siguiente se presentó otro en la misma habitación cuya manía seguramente os parecerá más divertida.
En efecto, yo conservo un recuerdo de gratitud a mi estado asnal, pues con este disfraz y las enseñanzas de la varia Fortuna logré, si no ser un sabio, saber muchas cosas. Y para demostrarlo he aquí una graciosa historia muy divertida y escabrosa.
Ya el himeneo y las privaciones han roto la venda que ofuscaba la vista de los infelices: aquella amabilidad de Elena es coquetería a los ojos de su esposo; su noble orgullo, insufrible altanería; su garrulidad divertida y graciosa, locuacidad insolente y cáustica; sus ojos brillantes se han marchitado, sus encantos están ajados, su talle perdió sus esbeltas formas, y ahora conoce que sus pies son grandes y sus manos feas; ninguna amabilidad, pues, para ella, ninguna consideración.
Aquella noche se pasa al hogar alrededor de una encina, oyendo al corsario más experimentado; él explica la caza de la perdiz como la más divertida y honorífica; la de los conejos al «aguardo» es pesada, y no se puede hacer sino a la madrugada y a la caída de la tarde; en tiempo de su cría, la mejor es la «chilla»; la «Mancha de la tristeza», que cae al oriente, es la mejor para liebres; en otro «manchón» hay venado o «cochino»; pero ése no se puede cazar sin gran «recoba», y todavía no se han traído todos los perros; él arregla los ojeos para el día siguiente, y asainetea en fin su conversación con el relato útil de mil anécdotas de caza, con la variedad de los lances de su vida.
La criolla, entre asustada y divertida, se agarra a los crespos cabellos del gigante, que impensadamente la toma al vuelo y se lanza con ella a la escala.