distracción

(redireccionado de distracciones)
También se encuentra en: Sinónimos.

distracción

(Del lat. distractio, -onis.)
1. s. f. Entretenimiento, actividad que sirve de diversión, descanso o que produce alegría. distraimiento, entretenimiento, pasatiempo, recreo
2. Estado de relajación de la atención y la actividad intelectual, falta de atención o aplicación. desatención, descuido, inadvertencia, imprevisión atención, cuidado

distracción

 
f. Acción y efecto de distraer o distraerse.
Cosa que atrae la atención, esp. la que divierte el ánimo.

distracción

(distɾak'θjon)
sustantivo femenino
1. juego o entretenimiento que sirve para el descanso Ver a la noche televisión es una distracción.
2. aquello que captura la atención Ese ruido es una distracción, no me deja escuchar.
3. falta de atención en algo El niño tiene muchas distracciones por eso no hace bien su tarea.
Traducciones

distracción

развлечение, разсеяност

distracción

distração

distracción

الهاء

distracción

distraktion

distracción

気晴らし

distracción

distraktion

distracción

SF
1. (= entretenimiento) → entertainment
leer es mi distracción favoritareading is my favourite pastime o form of entertainment
no faltan distracciones para los niñosthere is no lack of entertainment for the children
colecciona sellos como distracciónhe collects stamps as a hobby
2. [de preocupaciones, problemas] → distraction
el trabajo me sirve de distracciónmy work is a distraction for me
este libro te servirá de distracciónthis book will help you take your mind off things
3. (= despiste) en un momento de distracción me robaron la carteramy attention wandered o I got distracted for a moment and I had my wallet stolen
la causa del accidente podría ser una distracción del conductorthe accident could have been caused by a lapse of concentration on the driver's part
no te saludaría por distracciónI must have been so distracted that I didn't say hello
4. (Fin) [de dinero, fondos] → embezzlement
5. (= libertinaje) → loose living, dissipation
Ejemplos ?
El aburrimiento es el fondo de la vida, y el aburrimiento es el que ha inventado los juegos, las distracciones, las novelas y el amor.
Nunca se entregará por los caminos a cantares ni a distracciones impropias del carácter y posición que ocupa; su silencio y seriedad deben imponer más que sus armas.
Mas porque huir no quiera sus prisiones proveerle de placer todo me toca; que cuanto puede en todas las naciones del mundo verse, he puesto yo en la roca: manjares, ropas, cantos, distracciones, cuanto ansiar puede pecho o pedir boca.
Quien hubiera observado aquella noche a Enrique, habría notado que su actitud era violenta, y forzada su sonrisa; y que frecuentes distracciones absorbían su mente y le cortaban la frase.
Su reverencia frailuna dio en padecer de distracciones cuando abría su libro de horas; y el médico boticario se preocupó con la mocita a extremo tal que, en cierta ocasión, administró a uno de sus enfermos jalapa en vez de goma arábiga, y en un tumbo de dado estuvo que lo despachase sin postillón al país de las calaveras.
No tantos años como Juan Crisóstomo en el Pitio, pero allí vivimos algunos sin trato social, sin distracciones, sin libros; ¡sin libros, señores, sin libros!
En una sociedad que carecía de novedades y distracciones y en la cual ni la política era, como hoy, manjar de todos los paladares, cada capítulo ó elección de superior ó abadesa de convento era motivo de pública agitación.
Los suspiros a la luz de la luna, los largos abrazos, las lágrimas que corren sobre las manos que se abandonan, todas las fiebres de la carne y las languideces de la ternura no se separaban del balcón de los grandes castillos que están llenos de distracciones, de un saloncito con cortinillas de seda con una alfombra muy gorda, con maceteros bien llenos de flores, una cama montada sobre un estrado ni del destello de las piedras preciosas y de los galones de la librea.
Explicaba Manolo las ausencias con cacerías, comidas, expediciones y giras en compañía de sus amigos, y Dolores, fiel a su sistema de tolerancia cariñosa, llegaba hasta animarle para que no faltase, y celebraba a la vuelta las anécdotas y lances de la función, referidos por Manolo con humorística gracia porque el hábil engañador tenía cuidado de no mentir siempre y de concurrir no pocas veces, en efecto, a las distracciones adonde decía que concurría, por tener -si su mujer preguntaba o hacía indagaciones- más elementos para justificarse en cualquier caso.
Hasta me sorprendía la normalidad de su tranquila existencia, sazonada con distracciones de buen gusto y aun de arte, y dedicada a regir bien una fortuna pingüe y a acompañar y proteger a su hermana, con la cual se portaba lo mismo que un padre.
No se vende en los burdeles ni en la misa ni se compra en los cuartitos de un mercado súper. Es mala onda sin comerciales que saquen risas o distracciones por cada verso.
Si quisiera encontrar un retiro a donde dirigirme para huir del mundo y de sus distracciones, y pasar en sueños el resto de una agitada vida, no conozco lugar más indicado que este pequeño valle.