dispéptico

(redireccionado de dispépticos)
Búsquedas relacionadas con dispépticos: disfagia, gastritis

dispéptico, a

1. adj. MEDICINA Que tiene relación con la dispepsia se queja de desarreglos dispépticos.
2. adj./ s. MEDICINA Se refiere al enfermo que padece dispepsia por sus dolores y náuseas, diría que es dispéptica.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

dispéptico, -ca

 
adj. Relativo a la dispepsia.
adj.-s. Enfermo de dispepsia.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

dispéptico

ADJdyspeptic
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
Aplicado correctamente, el ajenjo tiene unas interesantes propiedades medicinales, como: Tónico gástrico: como todas las plantas amargas desarrolla un efecto tónico sobre el estómago, aumentando el apetito y estimulando la secreción de jugos gástricos. Conviene pues a los inapetentes y a los dispépticos (que padecen de digestiones pesadas).
En medicina y farmacopea se habla de “Semen carvi”, para referirse a la semilla, “Oleum carvi”, para referirse a la esencia, y de “Aqua et spiritus carvi”, para referirse a su tintura. Actúa como procinético estimulando el tránsito intestinal y con esto mejora síntomas dispépticos o de indigestión.
¿Por qué deberíamos encontrarnos siempre como dispépticos para contarnos nuestros malos sueños en vez de saludarnos por cada glorioso amanecer, como eupepticos?
Los que gozamos con la prosa y el verso de los maestros podemos alimentarnos con médula de leones ¿por qué someternos al réjimen de los dispépticos, a dieta medida?
Se reduce la actividad secretora, que puede conducir a la sequedad de la boca, los ojos, la nariz y la garganta, y a dispépticos trastornos, visión borrosa, tinnitus, y reacciones alérgicas.
Los que gozamos con la prosa i el verso de los maestros podemos alimentarnos con médula de leones ¿por qué someternos al réjimen de los dispépticos, a dieta medida?
Además, Dubuffet ignora la locura en materia de expresión artística, afirmando que “no hay arte de los locos como no hay arte de los dispépticos o de los enfermos de la rodilla”.