Ejemplos ?
Rodrigo de la Jara Consultado 6 de noviembre de 2015 Este grupo se caracteriza por una forma radicalmente distinta de pensar y suelen padecer problemas como el síndrome de bajo rendimiento académico o laboral, el síndrome de disincronía, problemas emocionales o trastornos de personalidad.
La edad mental del niño superdotado se encuentra a veces en desfase con su edad física síndrome de disincronía y sus necesidades afectivas a veces son mayores que las de cualquier otro debido a su hipersensibilidad e hiperreceptividad tanto sensoriales como emocionales e intelectuales.
La Existencia Psicosocial Particular de los superdotados en Revista "EDUCAR HOY" Año 2 Número 17 Junio 1998 Disincronia Disincronía
l síndrome de disincronía es la falta de sincronización en el desarrollo intelectual, social, afectivo, físico y motor de un niño superdotado o con altas capacidades intelectuales.
Forzar a los superdotados para que empiecen a escribir sin estar preparados puede provocarles estados de ansiedad e insatisfacción. Disincronía lenguaje - razonamiento: los niños superdotados o con altas capacidades intelectuales, suelen desarrollar antes la capacidad de razonamiento, al ser más abstracta; que la del lenguaje, que no adquieren por si mismos sino a través de los estímulos auditivos del entorno.
Este caso, aunque los niños superdotados gozan de gran memoria, debe ser tenido en cuenta como rasgo de la disicronía. Disincronía afectiva - intelectual: la gran capacidad intelectual del niño superdotado o con altas capacidades intelectuales puede producirle angustia, ya que emocionalmente todavía es inmaduro.
Es aquella que afecta a las relaciones con el mundo que le rodea. Disincronía en la escuela: el desarrollo mental de un niño superdotado o con altas capacidades intelectuales es mayor al del resto de la clase.
Fue descrito por Jean Charles Terrassier en 1994. Ésta podría dividirse en dos grandes bloques: disincronía interna y disincronía social.
Dentro de este grupo encontramos: Disincronía intelectual - psicomotora: la mayoría de los niños superdotados - altas capacidades intelectuales aprenden con gran precocidad a leer; sin embargo, pueden tener problemas con la escritura puesto que su evolución motora es más lenta.
El niño suele relacionarse mejor con los mayores, ya que estos se muestran más comprensivos, además de poder conversar con ellos aquello que les es imposible con la mayoría de los niños. Disincronía en la familia: aunque normalmente son los padres los primeros en percibir la precocidad de sus hijos, en ocasiones no están preparados para dar respuesta a sus preguntas.