Ejemplos ?
En diciembre de 1999, varias discográficas estadounidenses demandaron a Napster, y también músicos reconocidos como Lars Ulrich, batería del grupo Metallica, reclamaron su cierre.
Otras discográficas de la zona del Pacífico Noroeste se sumaron a Sub Pop para ayudar a la promoción del grunge, como la ya citada C/Z Records, Estrus Records, EMpTy Records y PopLlama Records.
Por otra parte, la RIAA (la asociación estadounidense de discográficas) tomó estas resoluciones judiciales como victorias importantes encaminadas a acabar con la llamada "piratería".
El álbum llegó a ser muy popular en Islandia, alcanzando el disco de platino, y recibió gracias a él varias ofertas de discográficas; aunque Björk decidió rechazarlas.
Gracias a las repercusiones Björk recibió ofertas para grabar con otras discográficas pero las rechazó a todas y se apartó del munso de la fama, dedicándose a vivir una vida normal y a escribir canciones propias para después unirse a otras bandas e interesarse en el punk.
Además de haber trabajado como productor de esta cinta, McMahon comenzó a distribuirlo entre las compañías discográficas locales, lo que dio como resultado un incremento de popularidad en las estaciones de radio de los alrededores y un lugar en el Dotfest.
Esta banda, junto a otros grupos recién contratados por las grandes compañías discográficas, como Alice in Chains y Screaming Trees, tuvo un buen debut con sus primeros lanzamientos discográficos en dichas empresas, de acuerdo a lo que comenta Jack Endino.
Las grandes compañías discográficas se enfocaron con mayor fuerza en la ciudad y comenzaron a contratar a las restantes bandas de Seattle, mientras una segunda oleada de bandas empezó a emigrar a la ciudad con la esperanza de alcanzar el éxito.
Después de considerar varias discográficas, Mustaine firmó contrato con Combat Records, el sello independiente que más dinero ofreció a Megadeth para la grabación de un disco y su subsiguiente gira.
La música independiente había tenido mucha repercusión en Oxfordshire y en el valle del Támesis a finales de la década de 1980, pero sólo estaba enfocada en bandas del shoegazing como Ride y Slowdive; On a Friday no pertenecía al género. A medida que On a Friday comenzó a dar más conciertos, varias discográficas empezaron a mostrar interés por la banda.
Gracias a la creciente popularidad del grupo en Internet y la ayuda de su representante John Sophia, el interés por Slipknot creció entre las discográficas, y finalmente el productor Ross Robinson accedió a grabar con ellos.
En su defensa, Napster alegó que servía solo como conducto de la información. En junio de ese año, la RIAA pidió eliminar de Napster todo el contenido perteneciente a las discográficas más importantes.