diluvio

(redireccionado de diluvios)
También se encuentra en: Sinónimos.

diluvio

(Del lat. diluvium.)
1. s. m. METEOROLOGÍA Lluvia muy abundante y de larga duración que provoca inundaciones la zona quedó en un estado catastrófico tras el diluvio.
2. METEOROLOGÍA coloquial Lluvia muy abundante está cayendo un diluvio.
3. Excesiva abundancia de una cosa me recibió con un diluvio de reproches. aluvión
4. diluvio universal RELIGIÓN El que se produjo en tiempo de Noé y fue mandado por Dios como castigo, según los textos bíblicos.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

diluvio

 
m. Inundación causada por lluvias.
fig. y fam.Lluvia muy copiosa.
bib. diluvio universal Según el Génesis, castigo que impuso Dios a los hombres en tiempo de Noé.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.

diluvio

(di'luβjo)
sustantivo masculino
1. lluvia abundante, violenta y persistente El diluvio provoca inundaciones.
2. abundancia o exceso de algo un diluvio de regalos
Kernerman English Multilingual Dictionary © 2006-2013 K Dictionaries Ltd.
Sinónimos

diluvio

sustantivo masculino
Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2016 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

diluvio

flood, deluge

diluvio

الفيضانات

diluvio

洪水

diluvio

洪水

diluvio

洪水

diluvio

홍수

diluvio

flood

diluvio

SMflood
el Diluvio Universalthe Flood
un diluvio de cartasa flood o deluge of letters
¡fue el diluvio!it was chaos!
¡esto es el diluvio!what a mess!
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
Terso marfil su esplendor, no sin modestia, interpuso entre las ondas de un sol y la luz de dos carbunclos. Libertad dice llorada el corvo süave luto de unas cejas, cuyos arcos no serenaron diluvios.
¡Qué Babilonia! Baúles en el patio, cajones en el dormitorio, colchones en el zaguán, diluvios de canastos por todas partes. Todo sale, por fin, y todo se embarca, aunque con bastantes trabajos.
Las vacas y las yeguas aguantan sin morir, y los hombres, sin aflojar -en la ruda tarea de sujetarlas-, los mayores diluvios, por tal que no sean de agua muy fría.
Responden que por ciertos intervalos de tiempo se suelen despoblar y destruir muchas regiones de la tierra con los diluvios y los incendios, aunque no todas, de modo que vienen a reducirse los hombres a un número muy limitado y corto, de cuya generación se vuelve a reparar y restaurar la perdida multitud, reparándose de este modo ordinariamente y criándose nuevos individuos como los primeros, siendo cierto que así se restituyen los que se interrumpieron y consumieron con las inmensas ruinas o desolaciones, siendo cierto que de ninguna manera puede proceder a derivarse el hombre sino de otro individuo de su misma naturaleza.
Porque esto no sucede del mismo modo que en los diluvios e incendios de las tierras, los cuales no suceden generalmente en todo el mundo, y por eso pretenden que siempre quedan algunos pocos hombres con quienes se pudo reparar la generación extinguida.
Pero vosotros no la tenéis, no podéis tenerla, y si aceptáis la parte que os asignan en el degradante sainete, no habrá subterfugios que valgan; ni el agua de cien diluvios bíblicos podrá limpiarnos la mancha que os habréis arrojado encima.
Llovió aún toda la noche sobre el moribundo la lluvia blanca y sorda de los diluvios otoñales, hasta que a la madrugada Podeley quedó inmóvil para siempre en su tumba de agua.
no me abandones a la intemperie del llanto, mis ojos no resisten más diluvios derramados por sus sueños inconclusos en su sed de fantasías.
y exhaustos de hilvanar esfuerzos inútiles al fuego, precipitaron sus cuerpos derretidos en sus alas a la excitación de mares que los recibían, pródigo regreso del vencido que cobarde se enrejaba en la madre que cantaba su retorno al egoísmo. Para qué tornar diluvios las lloviznas cotidianas si en la vida pasajera cada océano se contenta con sus aguas.
Hubo sartas de insolencias, y diluvios de moquetes, codazos y pisotones y sangrías de alfileres, hasta que al fin por la plaza, con lanzones y broqueles, entraron por varias calles, a son de clarín, jinetes.
Ella no quería que sus hermanos y su madre pasaran hambre y por eso, después de asistir a la escuela, donde era la alumna ejemplar por su disciplina y su aprovechamiento (Escuela Central del Gobierno del Estado), vendía periódicos. No le importaba sufrir las intemperies; la furia devastadora del sol o la inmisericorde humedad de lo diluvios.
ABRIL I En sus regiones de tristezas consumidas se oye el clamor de una censura tímida que escapa entre diluvios retraídos a mitad de su oquedad visitadora profanando los ocultos sortilegios de su antigua hazaña...