diletantismo

diletantismo

(Del ital. dilettantismo.)
s. m. ARTE Dedicación y cultivo de un arte sin profesionalidad, por pura afición y entretenimiento.

diletantismo

 
m. Afición grande a un arte y esp. a la música.
Traducciones

diletantismo

Dilettantismus
Ejemplos ?
¿Por qué cometí esa brutalidad digna de un carretero e intenté un asesinato de que me salvó el tamaño del puñal que es más bien una joya que un arma, yo el libertino curioso de los pecados raros que ha tratado de ver en la vida real, con voluptuoso diletantismo, las más extrañas prácticas, inventadas por la depravación humana, yo el poeta de las decadencias que ha cantado a Safo la lesbiana y los amores de Adriano y Antinoo en estrofas cinceladas como piedras preciosas?
La banda autodefine su sonido como un 40% de Yéyétronic, 20% de Rock and Roll, 10% de Punk Rock, 3% de efectos electrónicos, 4% de beat francés sesentero, 7% de diletantismo, 1,5% de cosmonautas, 10% de viejos sintetizadores, 10% de sampleo de 8-bit Amiga, 10% de amplificación a transistores y 1% de instrumentos muy caros y avanzados.
En el camino se interponen, en primer lugar, el diletantismo, y en segundo lugar, la rutina, cosas que Stanislavski combatió sin cesar.
De acuerdo con su experiencia como científico entrenado en las salas de laboratorio, Peirce quería hacer de la filosofía una ciencia alejada tanto del diletantismo literario como de la filosofía académica tradicional, a la que consideraba animada por un espíritu dogmático y racionalista.
A su vez, se enfrentó a la oposición de los rabinos que pensaron que la adopción de Madonna a la Cábala era un sacrilegio y un caso de diletantismo.
Con estalló la Guerra de los Siete Años, el interés de Guillermina pasó del diletantismo a la diplomacia, pues representó a su hermano en el sur de Alemania hasta su muerte en Bayreuth, el 14 de octubre de 1758, día de la derrota de Federico en la Batalla de Hochkirch por las fuerzas austracas de Leopold Joseph von Daun.
Fernando Durcot, un hombre de 35 años de edad que se considera a sí mismo escritor pero que, dado su diletantismo, se aferra a un único texto que escribió hace tiempo y que un amigo suyo tradujo al francés.
Pero recuperóse plenamente la antigua noción académica de que el arte no es mero pasatiempo y diletantismo, sino un proceso constructivo de conocimiento, con una historia y un campo de estudio propios.
Muchas declaraciones críticas, a despecho de su diletantismo, brindaron a las obras escultóricas un mayor significado a partir de su muerte.
El hecho de que numerosas personalidades del mundo cultural y artístico adhirieran a las iniciativas del movimiento a favor de la liturgialatino-gregoriana dio pretexto a que muchos de sus adversarios lo acusaran de diletantismo y desviaran así la atención del verdadero motivo de la resistencia a los cambios indiscriminados: la ambigüedad del rito de la misa, que lo hacía susceptible de una interpretación católica o protestante según se mirase, tal y como demostraban en sus escritos intelectuales católicos de la talla de Fabio Vidigal Xavier de Silveira, Louis Salleron y Jean Madiran.