digesto

digesto

s. m. HISTORIA Colección de textos recopilados de algunos juristas romanos.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

digesto

 
m. Nombre dado a las obras jurídicas de ciertos jurisconsultos romanos, y esp. a una de las cuatro partes de la codificación hecha por Triboniano (Corpus Iuris Civilis).
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.

digesto

(di'xesto)
sustantivo masculino
1. historia colección de textos escogidos de juristas romanos digesto de textos
2. recopilación de normas jurídicas de un campo específico digesto ambiental
Kernerman English Multilingual Dictionary © 2006-2013 K Dictionaries Ltd.
Traducciones

digesto

digest

digesto

SM (Jur) → digest
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
Los gusanos de seda, así como el arte de fabricar sus productos, fueron importados de la China en Constantinopla por dos monjes persas, bajo el reinado de Justiniano, el año 552 y todo induce a creer que las mercancías de algodón de la India fueron también importadas allí en la misma época, porque van comprendidas en la lista de las mercaderías que pagaban derechos en el Digesto de las leyes de Justiniano.
Sea como fuere, el Digesto o codex secundus quedó plenamente establecido al finalizar el siglo XI, y sobre él dirigirán casi en exclusiva sus esfuerzos Irnerio y sus discípulos (conocidos como los quattuor doctores).
En 1607 obtuvo el doctorado con la tesis Diligens et accurata de parricidii crimine disputatio, duobus libris comprehensa. En esta misma Universidad, dio la cátedra de Prima, Digesto viejo y Vísperas de leyes entre 1602 y 1609.
n 10 de estas alteraciones: Tradicionalmente consta de las siguientes obras: el Digesto o Pandectas, las Instituciones, el Nuevo Código y las Novelas.; Codex (Vetus) (529): Este código compila las constituciones imperiales (leges) contempladas en los Códigos Hermogeniano, Gregoriano y Teodosiano, así como constituciones posteriores.
Esta regla de moralidad sustituye lo que anteriormente existía como las revisaciones periódicas de la mujer por parte de las parteras designadas por el marido en el derecho romano, el depósito de la mujer en la «casa honesta», el derecho a «la custodia del vientre», mediante el cual se colocaban guardias en la puerta de la habitación de la mujer y la disposición enel Digesto o «Digestum», del 533, Libro 25, tit 3 L.1, sobre las tres luces que debían quedar siempre encendidas en la habitación de la madre a fin de evitar la sustitución del hijo.
El Digesto es comentado por un método de exégesis, con anotaciones interpretativas y aclaratorias al margen, lacónicas muchas veces, que se denominarán glosas (y glosadores a quienes las anotan), dando lugar al inicio de la Escuela de Glosadores.
La obra tenía doce libros, pero no ha llegado hasta nosotros.; Digesto o Pandectas (533): Obra en cincuenta libros, colección compuesta de extractos de las obras de treinta y nueve jurisconsultos con la consideración de ius publice respondendi, que reunía iuras (textos escritos que recopilaban los antiguos precedentes del Derecho Romano).
Esta obra fue publicada en diciembre de 533, sigue el orden del Edicto Perpetuo y cada caso de los cincuenta libros se cita la fuente de donde se tomó el extracto. Forman el fondo principal del Digesto los fragmentos de Ulpiano y Paulo.
Irnerio tuvo el mérito de traer el Digesto al conocimiento general como obra que se adpta con sus glosas a las necesidades del derecho común en la Italia de la época, y rápidamente se adoptó como derecho propio.
Mientras que en otras partes de Europa (Francia y España), el Breviario de Alarico había permitió mantener el tránsito del derecho romano en la época medieval, en la península italiana las normas jurídicas vigentes tenían, curiosamente, un origen bizantino a través del Código de Justiniano, que incorporaba el Digesto también.
Después de 4 años de práctica se graduó de abogado en 1808, se incorporó al Colegio de Lima y dictó la cátedra de Digesto en San Marcos.
Entre las fuentes jurídicas, realizó ediciones de las Instituciones de Gayo (1943), del Digesto junto con otros colaboradores, y de la Ley Irnitana en colaboración con su hijo Xavier d'Ors.