Ejemplos ?
Las clases que existían en España siguen existiendo aquí; pero complicándose el problema, ya que había que ubicar a los indios dentro de la sociedad. Las diferencias étnicas de España a veces se convierten en diferencias sociales en América.
Afortunadamente, los jefes y jefas de Estado de la América del Sur, más allá de las diferencias que es notable y que además es normal que tengamos en todos los gobiernos, sabemos que nuestro futuro está en estar tomados de la mano, brazo con brazo, codo con codo, como quería Mario Benedetti.
Todas ellas se movieron en el ámbito de la herencia ilustrada y de los acontecimientos revolucionarios de Norteamérica y Europa, pero el contenido más o menos democrático de sus programas y reivindicaciones, y la índole de sus relaciones con la aristocracia criolla, de un lado, y los movimientos populares, del otro, permite distinguir diferencias, a veces notables, en sus proyecciones ideológicas.
Esta Presidenta, como ya lo ha dicho sentada dos veces en este recinto, una en el ’98, curioso, ahí uno puede ver un poco la política argentina y por qué algunos no entienden y le pasan las cosas que le pasan: en el ’98 estaba sentada de este lado, éramos oficialistas, ma non troppo porque yo tenía mis diferencias en el bloque, pero oficialista y jamás me fui de mi bloque ni formé ningún bloque unipersonal; no creo en las unipersonas, creo en los proyectos y políticas colectivas.
Tenemos presente la situación de vulnerabilidad en que con frecuencia se hallan los migrantes, entre otras cosas porque están fuera de sus países de origen y por las dificultades con que tropiezan en razón de las diferencias de idioma, costumbres y cultura, así como las dificultades y obstáculos económicos y sociales para el retorno de migrantes indocumentados o en situación irregular; 51.
En el momento de la lucha, la forma en que se hacen visibles las actuales diferencias constituyen una debilidad; pero en el estado en que se encuentran, querer arreglarlas mediante palabras es una ilusión.
La presente cláusula no afecta los reclamos administrativos o judiciales en trámite originados por diferencias por distribución de competencias, servicios, funciones o recursos entre la Nación y las provincias.
Pero la naturaleza radical de esas diferencias, que era excesiva, las manchas, la sucia y rota condición del papel, tan inconsistente con los verdaderos hábitos metódicos de D, y tan reveladoras de dar una idea de la insignificancia del documento a un indiscreto; estas cosas, junto con la visible situación en que se hallaba, a la vista de todos los visitantes, y así coincidente con las conclusiones a que yo había llegado previamente; esas cosas, digo, eran muy corroborativas de sospecha, para quien había ido con la intención de sospechar.
Alassane Dramane Ouattara como Presidente de la República de Côte d’Ivoire, Acogiendo con beneplácito las iniciativas políticas y haciendo notar el comunicado y la resolución sobre Côte d’Ivoire aprobados por la Autoridad de Jefes de Estado y de Gobierno de la CEDEAO el 24 de marzo de 2011, Expresando grave preocupación por el reciente recrudecimiento de la violencia en Côte d’Ivoire y el riesgo de que se reinicie la guerra civil e instando a todas las partes a que demuestren la máxima moderación para impedir ese desenlace y resolver sus diferencias pacíficamente...
Las diferencias entre las realizaciones de los diferentes pueblos se explican enteramente por factores geográficos, históricos, políticos, económicos, sociales y culturales.
El inmigrante español y el italiano no nos trajeron buenas costumbres y buenos hábitos; fácilmente adoptables porque sólo se separaban de los nuestros en diferencias de grado.
Entre los factores que entrañan un riesgo de que estallen conflictos violentos figuran: - la ausencia de procesos democráticos y la desigualdad en el acceso al poder; - las desigualdades sociales, caracterizadas por grandes diferencias en la distribución y el acceso a los recursos; - el control de los recursos naturales valiosos por parte de un solo grupo; - los rápidos cambios demográficos que desbordan la capacidad del Estado para ofrecer servicios esenciales y oportunidades de trabajo.