dieciochesco

dieciochesco, a

adj. Del siglo xviii.

dieciochesco -ca

 
adj. Dieciochista.
Traducciones

dieciochesco

ADJeighteenth-century antes de s
Ejemplos ?
Algunas de ellas tocan temas históricos, como la que se inspira en «La sombra de Nelson». Hay también traducciones, entre ellas la de un «sonetto pastorale in dialogo» del dieciochesco italiano Paolo Rolli.
En orfebrería, cuenta con valiosos ejemplares como el cáliz y vinajeras mexicanas del siglo XVIII, el portapaz del siglo XVI, la cruz parroquial dieciochesca o los cuatro evangelistas de plata de la misma época; por otra parte, se conservan aún varios candeleros barrocos y la corona de metal plateado de la Virgen de la Soledad, cuyas rocallas delatan su origen dieciochesco.
Un fisócrata dieciochesco, sin embargo, fue uno de los que formularon uno de los principios de la principal teoría competidora de la fisiocracia, el liberalismo económico, Jean-Claude Marie Vicent de Gournay, el laissez-faire o la mano invisible de Adam Smith.
Desde los años 20 del siglo XX estos lienzos están desplazados de su ubicación original, ocupando su lugar en el lado del Evangelio un lienzo dieciochesco que representa a la Virgen Dolorosa y San Juan Evangelista en el Calvario, y en el de la Epístola el grupo escultórico de Afligidos, que fue encargado en 1716 al escultor holandés Pedro Relingh, compuesto por las tallas de madera policromada de candelero de Jesús Nazareno de los Afligidos y la Virgen de los Desconsuelos.
En todo caso, el retrato que ofrece Laclos de una aristocracia francesa egocéntrica y frívola, ajena a la pobreza del pueblo y a sus miserias, y despreocupada en actividades rodeadas de lujo en grandes palacios y villas campestres, se ajusta ciertamente mucho al contexto del Rococó dieciochesco del reinado de Luis XV.
Desde entonces, su figura vivió una gran revalorización, con la publicación de biografías, ensayos y estudios críticas que lo elevaron a una figura prominente del panorama intelectual dieciochesco.
Aunque ha sido después muy olvidado, fue muy apreciado y conocido por sus contemporáneos el músico dieciochesco Vicente Martín y Soler.
Finalmente, el 2 de diciembre de aquel año, encerrado en su biblioteca, el conde Jan Potocki se suicidó de un pistoletazo en la cabeza con una bala de plata que él mismo había limado a partir del asa de un azucarero de plata, hasta tener el tamaño necesario para su pistola. Su final romántico en cierto modo contrasta con el progresista ilustrado dieciochesco que fue en su juventud.
Aparte de su arriscado y hermoso emplazamiento natural, destacan la iglesia de Santiago Apóstol (siglo XVII, con elementos medievales), con un valioso retablo mayor y un órgano dieciochesco; el antiguo convento de frailes Carmelitas Descalzos, fundado a finales del siglo XVII, siendo rey Carlos II; y la ermita de Belén, de apariencia anodina pero con pinturas muy diversas en su interior.
Siete años después de su muerte se editaron las obras de Rowley. Algún historiador dieciochesco de la poesía inglesa lo puso entre los cuatro mejores poetas ingleses de la antigüedad.
Así pues, "se mantiene inmutable... el discurso descalificador y apocalíptico del antimasonismo dieciochesco". El momento álgido de la persecución de la masonería por la Inquisición española se produjo tras la restauración en 1814 de la Monarquía absoluta por Fernando VII.
Emilio Quintana, “Algunas precisiones en torno a José Somoza (1781-1852) como escritor dieciochesco”, en El mundo hispánico en el Siglo de las Luces, Vol.