deudo

(redireccionado de deudos)
También se encuentra en: Sinónimos.

deudo, a

1. s. Persona que pertenece a la misma familia que otra, ya sea por consanguinidad o afinidad los deudos y amigos le hicieron una pomposa despedida. pariente
2. s. m. Relación de parentesco.

deudo, -da

  (del l. debitum)
m. f. Pariente o familiar.
m. Parentesco.
Sinónimos

deudo

, deuda
sustantivo
Traducciones

deudo

parent

deudo

/a SM/Frelative
Ejemplos ?
Pero ella, que vio quizá sin sentimiento la muerte de su primer marido, no fué de estuco ante la violenta desaparición de las hijas de sus entrañas, y á poco tiempo dejó de existir, instituyendo por heredero á su marido, acto que, sin duda, no fué muy claro y legal, porque, andando el tiempK), vinieron de España deudos de doña Juana, y entablaron pleito á la señora doña Ignacia Novoa, viuda del brigadier don Manuel de Arredondo y Miaño, sobrino y here- dero del Regente.
Manuel Monarres Valenzuela: - Con su permiso, señor presidente; señores diputados: El día de ayer, en intervenciones muy serias y responsables que hiciera frente al Departamento del Distrito Federal, los señores diputados Ling Altamirano y Heberto Castillo señalaron con muestras evidentes de dolor su solidaridad con los deudos y pesar por los muertos, y agregaron unidos a serias críticas el señalamiento de la importante tarea que había hecho y que ha venido haciendo para el rescate de vidas humanas el gobierno del Distrito Federal, el Ejército, la Secretaría de Agricultura, Pemex, el Instituto Mexicano del Petróleo, la ayuda del exterior y la participación muy clara del pueblo de México.
Tres años estuve en Flandes, hasta que ha sido precisa mi vuelta a Sevilla, a causa de que mis deudos me avisan que de un mayorazgo, que de mi parte se litiga, importaba mi asistencia para afianzar mi justicia; y en esta última jornada, para no entrar con el día en la ciudad, excusando cumplimientos y visitas, me adelanté de vosotros a sestear en la orilla de Guadalquivir; aquí empieza la peregrina historia de otro suceso de que no tenéis noticia.
Pues mi amante a breve tiempo le fue precisa la ausencia de Granada, por llamarle a forzosas dependencias sus deudos, y aunque un alivio en este caso pudiera tener, pues vino a Sevilla, poco o nada se remedia 77 con hallarle, pues mi padre casarme en Cádiz intenta, a pesar de mi albedrío.
José Ochoa León; 2o Que es deber de todos manifestar su gratitud a los ecuatorianos que contribuyen con su talento, desinterés y abnegación al progreso de los pueblos; 3o Que el 27 de Julio próximo pasado, ha dejado de existir en la ciudad de Cuenca, el Sr. Dr. José Ochoa León, Acuerda: 1° Enviar a los deudos del extinto Sr. Dr.
Alquiló en Guadalajara nuestra viuda ayer un coche; salimos a media noche; y porque el viejo repara en que pariente o vecino su casa en Madrid no sepa (tanto guarda a la Jusepa) nos pusimos en camino, sin admitir compañía de deudos ni de criados; y estos amigos honrados, que de la carretería cosarios llama Alcalá, como caminan al trote, al vadear a Torote nos alcanzaron poco ha.
Y aun también aprovechan para los padres y hermanos y deudos que tenéis en el Purgatorio, como lo veréis en esta santa bula.” Como el pueblo las vio ansí arrojar, como cosa que se daba de balde y ser venida de la mano de Dios, tomaban a más tomar, aun para los niños de la cuna y para todos sus defuntos, contando desde los hijos hasta el menor criado que tenían, contándolos por los dedos.
Don Gaspar Rico) En el nacimiento de su primogénito ¡Tanto bien es vivir, que presurosos deudos y amigos plácidos rodean la cuna del que nace, y en versos numerosos con felices pronósticos recrean la ilusión paternal!
Ninguno de estos varones que resplandecieron para ornato de los siglos, dejó de ser afligido con muertes de sus deudos, o su muerte causó aflicción de ánimo a los suyos.
Estaba en ella con letras griegas escrita esta advertencia: "En el tiempo que los güesos de Capis fueren descubiertos, sucederá que al descendiente de Julo, con sangrienta mano, darán la muerte sus deudos.
(247) Ya cercado se creia De los hijos que dejó, De la muger y los deudos Que le venian en pos El sustento demandándole De que con él les privó, Cuya fatal pesadilla Le oprimía el corazon.
Siendo ella de las mejores Que en toda la tierra había, Está claro que tendría Infinitos compradores. Pues sin deudos ni parientes Don Gil y don Juan, ninguno Puso impedimento alguno A sus nuevos descendientes.