desquiciado

(redireccionado de desquiciada)
También se encuentra en: Sinónimos.

desquiciado, -da

(deski'θjaðo, -ða)
abreviación
persona atinado que está alterada o trastornada Tiene los nervios desquiciados.
Sinónimos

desquiciado

, desquiciada
Traducciones

desquiciado

sgangherato

desquiciado

مجنون

desquiciado

Луд

desquiciado

Hullu

desquiciado

미친

desquiciado

Galen

desquiciado

ADJ [persona] → deranged, unhinged
tiene los nervios desquiciadoshis nerves are in tatters o shreds
Ejemplos ?
al ser derrotado le pide a frank que saque una última foto por el, pero frank tira su camara al suelo y kent cae muerto. Jo Slade: Una oficial de policía sumamente obesa y desquiciada que raptó a varias personas.
Los trece primeros años de María Víctor los vive en una sociedad desquiciada por la situación política (final de la dictadura de Primo de Rivera, caída de la monarquía y proclamación de la Segunda República Española).
Los mendigos hacen que la enloquecida Teresa entre a robar en un apartamento de lujo, y allí la pobre desquiciada es atrapada por el dueño del inmueble que es el apuesto Hugo Falcón, quien logra ver detrás de tanta suciedad y harapos la belleza de la muchacha.
Esta orden le parece desquiciada al coronel Davenport, y viaja hasta el cuartel general para pedir una explicación, ante una orden que sabe, causará más bajas entre sus tripulaciones.
Y la tan peculiar forma de Yuridia de interpretar, que nos deja ese sentimiento de locura, una Yuridia que desquiciada rayonea en sombras y matices de nostalgia, paredes.
Siendo un demonio femenino, su cuerpo pasa por un proceso llamado Dolor Arrojando Mortal, en la que las toxinas en su cuerpo causan que su piel se renueve por una nueva, periodos durantes los cuales se le ve más desquiciada, donde lo único que puede aliviar su dolor es el sexo.
Sucesos argentinos (2002) Pensar sin Estado (2004) La historia desquiciada (Grupo Oxímoron, 1993); El malestar en el sistema carcelario 1996; La historia sin objeto (con M.
Todos son felices, excepto la desquiciada Melinka, quien finalmente quedó encerrada en un Sanatorio Mental debido a su obsesión y a sus fechorías esperando el rescate de Félix, suceso que por desgracia para ella la tendría esperando eternamente, ilusionada con gozar del dinero y la libertad.
Políticamente, Vaughan caracteriza la relación del Reino Robot con Landfall diciendo, "Aunque no es exactamente análogo, es casi tan extraña como la relación actual de Estados Unidos con Arabia Saudita." Una escena del primer número muestra a dos de los robots copulando, a lo que Vaughan dijo "actualmente de vital importancia para la historia a largo plazo, por eso estoy muy agradecido que Fiona fuera suficientemente desquiciada para mostrar a nuestros sangre azul en su (casi) correcto esplendor anatómico." Al comienzo de la serie, el Príncipe Robot IV, había vuelto recién de "un tour de dos años por el infierno", luego se le debió dar una "pierna nueva", tras sobrevivir a uno de los peores ataque sorpresa en la historia militar.
Ludovica: soberana oficial de la Iglesia de Papathea y adorada como una diosa, es una joven tiránica y perturbada, desquiciada por su amor no correspondido hacia el "genio de los milagros" y obsesionada por su odio hacia Ágape.
Ahora ha estado tomando una medicina llamada Prozac, para su trastorno bipolar que le causó la crisis nerviosa y la depresión que le llevó a la creación del Hombre Plutonio, una enorme superarma, casi indestructible, basado en los Hombres de Metal, pero que en ese entonces tuvo su propia visión del mundo de una manera retorcida y desquiciada de Magnus, así como su sistema operativo.
En El despertar escribe un cuento filosófico-moral en el que un joven basa el sentido de su existencia en la ayuda incondicional que presta a una joven desquiciada aquejada de amnesia.