desposeído

desposeído, a

1. adj./ s. Que es privado de una cosa a la que tiene derecho.
2. s. m. Persona que carece de lo más elemental e indispensable el mensaje del cristianismo se dirige a los desposeídos. indigente
Traducciones

desposeído

spodestato

desposeído

/a SM/F los desposeídosthe have-nots, the dispossessed
Ejemplos ?
La primera expedición que logró atravesar la cordillera y llegar al valle del alto Magdalena, estaba comandada por Sebastián de Belalcázar: en tanto Gonzalo Jiménez de Quesada llegó por el norte; los españoles tuvieron que enfrentar a los aborígenes, que desde ese momento libraron violentas luchas para defender su territorio; entre estas contiendas se destaca la que sostuvo contra el conquistador Pedro de Añasco, la Cacica Gaitana, quien se rebeló porque su pueblo estaba siendo desposeído de sus tierras y obligado a pagar tributos a los españoles; como ella se opuso a que Añasco convirtiera en su servidor a Timanco, su hijo, aquel ordenó que el muchacho fuera quemado vivo en presencia del pueblo para que sirviera de escarmiento.
Fue bautizado con el nombre de Atecpanécatl, "el heredero de la nobleza mexica"; luego, al quitársele su derecho al trono (que se le otorgó a Chimalpopoca, nieto de Tezozómoc de Azcapotzalco), fue llamado Tlacaélel, "el desposeído"; y finalmente obtuvo el nombramiento de cihuacóatl (mujer serpiente, gemelo femenino), al convertirse en el sacerdote supremo de esta deidad.
Maria in Dominica y arzobispo de Benevento, fue juzgado en 1731 por los cargos de robo, fraude, extorsión y falsedad documental. Fue duramente multado, desposeído de la púrpura, sentenciado a diez años de cárcel y al año siguiente excomulgado.
Posteriormente, en el contexto de la Guerra de Sucesión Castellana entre los partidarios de Juana la Beltraneja y los de los Reyes Católicos, uno de los descendientes, don Juan de Tovar, a la sazón involucrado en la defensa de los intereses de doña Juana, fue desposeído del señorío de la villa.
ARTÍCULO 16º - La propiedad es inviolable y ningún habitante de la Provincia puede ser privado ni desposeído de ella, sino en virtud de sentencia fundada en ley o por causa de utilidad pública, calificada en cada caso por la Legislatura y previa indemnización.
Sí, y también indigna que en México existan 24 poderosos a costa de un humillante 4 por ciento de aumento en el ya raquítico salario; indigna el robo de nuestra identidad nacional mediante el trámite "legal" de un Tratado de Libre Comercio que significa sólo la libertad de hurto para el poderoso y la libertad de miseria para el desposeído; indigna que quien ostenta ahora la banda presidencial no la tenga por voluntad del pueblo sino por la voluntad del dinero y del miedo.
Sólo puede disponer del dividendo." "Ciertamente," replicó el doctor; "pero aunque el poder de alienar el principal de la propiedad de uno era una circunstancia habitual de la propiedad en su época, estaba muy lejos de ser una circunstancia necesaria o uno que fuese beneficiosa para el propietario, porque el derecho a disponer de la propiedad implicaba el riesgo de ser desposeído de ella por otros.
Pasmóse mi amo, querellóse el dueño, hubo pruebas, y fueron las que hizo el dueño tan buenas, que salió la sentencia en su favor y mi amo fue desposeído del caballo.
Tercero: los mandos y elementos de tropas del EZLN son mayoritariamente indígenas chiapanecos, esto es así porque nosotros los indígenas representamos el sector más humillado y desposeído de México, pero también, como se ve, el más digno.
Epodo ¡Maldiciendo a Helena, la hermana de los Dióscuros, y al funesto Paris, el pastor del Ida, cuyo himeneo, o quizá un azote vengador, me ha desposeído de mis moradas y me hará perecer lejos de la patria!
56) En caso de que hayamos privado o desposeído a algún galés de tierras, libertades o cualquier otro bien en Inglaterra o en Gales, sin legitima sentencia de sus pares, aquellas le serán devueltas sin demora.
En cuanto a la estimación en que ha visto tener y tiene a los profesores de la Pintura, dijo: que si hubiera de hacer memoria de los romanos emperadores, sumos pontífices, ínclitos césares, reyes augustos, príncipes soberanos, títulos y caballeros particulares, que no sólo la honraron, pero la ejercieron, fuera introducir inadvertido noticias de historiador en deposiciones de testigo, pues fuera preciso que acordara a Nerón en sus primeros años (corregido discípulo de Séneca) alternando con el pincel el ceptro; y asimismo a Elio Adriano, a Marco Aurelio, a Alexandro Severo y principalmente a Constantino Octavo, que desposeído del Imperio no sacó de sus deshechas ruinas más tesoro que el haberla aprendido para alimentarse de ella...