despedida


También se encuentra en: Sinónimos.

despedida

1. s. f. Circunstancia de decir adiós a una persona o cosa no me gustan las despedidas. adiós
2. Frase o fórmula empleada para despedirse como despedida sólo le dijo un seco ¡adios!
3. Fiesta con que se despide a alguien me ha invitado a su despedida laboral.
4. despedida de soltero Fiesta previa a la boda en que los novios, generalmente por separado, celebran con sus respectivos amigos el final de su soltería.

despedida

 
f. Acción y efecto de despedir a uno o despedirse.
Copla final en ciertos cantos populares.

despedida

(despe'ðiða)
sustantivo femenino
1. circunstancia en la que se acompaña a una persona hasta el momento de la separación la despedida de un viaje
2. palabras de afecto hacia la persona que se marcha Fue una sincera despedida.
3. fiesta que se realiza para homenajear a alguien que se marcha o que cambia de estado Esta noche tenemos la despedida de un compañero de trabajo.
Sinónimos

despedida

sustantivo femenino
Traducciones

despedida

farewell, parting, goodbye, good‐bye, good-bye

despedida

Abschied, Ausstand

despedida

loučení

despedida

afsked

despedida

lähtö

despedida

séparation

despedida

rastanak

despedida

別れ

despedida

출발

despedida

afscheid

despedida

avskjed

despedida

rozdzielanie

despedida

despedida, partida

despedida

отъезд

despedida

avsked

despedida

การจากกัน

despedida

ayrılış

despedida

sự chia tay

despedida

分别, 告别

despedida

Сбогом

despedida

告別

despedida

פרידה

despedida

SF
1. (antes de irse) → goodbye, farewell; (antes de viaje) → send-off
cena/función de despedidafarewell dinner/performance
regalo de despedidaparting gift
2. (= ceremonia) → farewell ceremony
despedida de solterahen party
despedida de solterostag party, bachelor party (EEUU)
3. (= final) (en carta) → closing formula (Literat) → envoi (Mús) → final verse
4. (Inform) → log off, log out
Ejemplos ?
Me encuentro otra vez en la despedida, te veo amarado de lágrimas e impotente para resistir tu emoción que brota no queriendo reprimirla.
Margarita, que encerrada pasó en el claustro su vida, a dar una despedida a su amado rincón; porque en la virtud criada y segura en su creencia, uno buscó en su inocencia su cándido corazón.
Ayer nos daba un discurso el Secretario General prácticamente de despedida, y reconocía que en estos diez años el mundo lo que ha hecho es complicarse y que los graves problemas del mundo, el hambre, la miseria, la violencia, la violación a los derechos humanos lo que ha hecho es agravarse, esto es consecuencia terrible del colapso sobre el sistema de Naciones Unidas y de la pretensión imperialista norteamericana.
Era indignante: querían arrancarle otra propina de despedida y, con el pretexto de darle una prueba de deferencia a Ilyá Fedoséich, exponían su dignísima persona a la mofa general.
Una pareja, también de luto, entra en el reservado: la enlutada del coche los abraza, sobre el pecho de la otra mujer llora, sofocando los sollozos. El tren sigue su viaje. Despedida, abrazos otra vez, llanto...
-No faltaré -dije con voz exánime y ánimo decaído, como el zorro que se revuelve inútilmente dentro de la trampa donde se ha dejado coger. -Pues hasta mañana, mi Bachiller- y me dio un torniscón por despedida.
No tengo veta de marido yo. Y mientras ella, temblando aún, se alisaba el revuelto pelo, él, desde el umbral, la enviaba rápido halago de despedida...
Todas es tas historias son para contarlas en nuestras tertulias de las Delicias, pasados ya los males; pero entre ellas merece un lugar muy preeminente la perfidia con que me ha salteado Lizaur, como por vía de despedida.
Ellas han visto acercarse, a la orilla de la mar; a una hermosa pareja, con sueños en su mirar. Ha ocurrido esto de noche, en la aurora, al despertar; que esta dulce despedida, han podido apreciar.
Animados con esta esperanza, llegaron, en fin, al pie de la gótica torre del templo; mas al llegar a aquel punto un ruido particular llamó su atención, y deteniéndose en uno de los ángulos, ocultos entre la sombra de los altos machones que flaquean los muros, vieron, no sin grande asombro, abrirse el balcón del palacio de su dama, aparecer en él un hombre que se deslizó hasta el suelo, al parecer con la ayuda de una cuerda, y, por último, una forma blanca, doña Inés, sin duda, que, inclinándose sobre el calado antepecho, cambió algunas tiernas frases de despedida con su misterioso galán.
No se halló a esta despedida presente Ricaredo, que por no dar muestras de tiernos sentimientos, aquel día hizo que con unos amigos suyos le llevasen a caza.
Cesando un, tanto el fuego enemigo, sostenido ya por solo la "Numancia", la "Resolución" y la corbeta "Vencedora", que de vez en cuando descargaban algunos tiros, la Capitana hizo señales, y entonces, por 19 minutos se cernieron, en despedida, por lo menos cuatrocientas granadas sobre los castillos y la ciudad.