despacito

despacito

 
Dim. de despacio.
adv. m. fam.Muy despacio.
¡Despacito!interj. ¡Despacio!
Traducciones

despacito

ADV
1. (= lentamente) → slowly
¡despacito!slowly does it!
despacito y buena letraeasy does it
2. (= suavemente) → softly
Ejemplos ?
-Muy bien -contestó despacito, como siempre-, es más de lo que estoy acostumbrado; pero no puedo privarme del placer que me ocasiona su conversación.
Convinieron en que cuando Pedrito viera al tigre, lo distraería charlando, para que el hombre pudiera acercarse despacito con la escopeta.
Una de las hermanas, la de más experiencia, se quedó pensando un instante, luego sacudió la cabeza, encendió una vela muy fina y, con ella en la mano, se encaminó sigilosamente hacia el penitente. Dio una vuelta a su alrededor, despacito, de puntillas, y susurró muy agitada: – Ya surte efecto.
A los literatos que, á pesar de lo espuesto, me supongan mas ambiciosos intentos ó mas vanaglorioso amor propio, dispuestos á no ver de mi obra mas que los defectos, hijos naturales de una temeraria osadía ó de una quijotesca vanidad: y á los sábios críticos que quieran aprovechar la ocasion de lucir sobre sus académicas disertaciones y sus artículos enciclopédicos, les contaré solamente un cuento, que estoy sintiendo correrseme el papel por los puntos de la pluma: el cual, aunque viejo, espero que les ayude á formar su juicio sobre mi poema, si le lëen: que sí le leerán, pues yo procurare darselo despacito para que le rúmien y digieran.
-Muy bien, señora -respondió el doctor-. Vamos.... vamos... avanzando... despacito, señora. -¡Bah!, ¡bah!, ¡bah! -dijo mi tía, interrumpiéndole con desprecio.
¡Esta noche no! Vuelve hacia mí muy despacito, me lame las manos, levanta sus húmedos ojos hacia mi cara. -¡Oh Jip; puede que ya nunca más!
-dijo mi tía, quitándose el algodón del mismo lado. -Muy bien, señora -respondió míster Chillip-. Vamos..., vamos avanzando despacito, señora. -¡Bah!, ¡bah!, ¡bah!
Como estaba casi vacía, se echaba hacia atrás para beber; y, con la cabeza inclinada hacia atrás, los labios adelantados, el cuello tenso, se reía de no sentir nada, mientras que, sacando la punta de la lengua entre sus finos dientes, lamía despacito el fondo del vaso.
Si llega a faltar el pasto, la mudanza es poco costosa: las maletas se llenan con las pocas provisiones que necesitan estos sufridos solitarios para condimentar la carne, que es su principal y casi único alimento; y, despacito, dejándola pacer, sin que pueda ni sospechar que la mudan de querencia, arrean por los campos la majada dócil.
La gama se acercó, y las mosquitas no la picaron. Despacito, entonces, muy despacito, probó una gota con la punta de la lengua, y se relamió con gran placer: aquellas gotas eran miel, y miel riquísima porque las bolas de color pizarra eran una colmena de abejitas que no picaban porque no tenían aguijón.
Al pasar por su cubil recogió a su hija, que se quejaba siempre, y juntas llegaron por fin al pueblo, donde tuvieron que caminar muy despacito y arrimarse a las paredes, para que los perros no las sintieran.
Y esta vez desapareció despacito, con mucha suavidad, empezando por la punta de la cola y terminando por la sonrisa, que permaneció un rato allí, cuando el resto del Gato ya había desaparecido.