desfiladero

(redireccionado de desfiladeros)
También se encuentra en: Sinónimos.

desfiladero

1. s. m. GEOGRAFÍA Paso estrecho encajonado entre montañas al punto divisaron el desfiladero que debían seguir. cañón, congosto
2. MILITAR Sitio por donde los soldados deben pasar desfilando.

desfiladero

 
m. Paso estrecho y profundo entre montañas.

desfiladero

(desfila'ðeɾo)
sustantivo masculino
geografía paso estrecho entre montañas Por el fondo del desfiladero corre un pequeño río.
Sinónimos

desfiladero

sustantivo masculino
Traducciones

desfiladero

pass, defile

desfiladero

gola

desfiladero

Schlucht

desfiladero

Gorge

desfiladero

الخانق

desfiladero

φαράγγι

desfiladero

Пролом

desfiladero

峡谷

desfiladero

Gorge

desfiladero

SMdefile, gorge
Ejemplos ?
El Escuadrón peruano "Veintiocho de Julio' avanzaba por los desfiladeros de Porotillo, en la seguridad de seguir hasta la Provincia del Azuay.
Apenas brillaron los primeros rayos de la mañana a través de las copas de los árboles, cuando el ermitaño se presentó ante el caballero para mostrarle el camino hacia los desfiladeros.
“El 4, traspasamos los Andes, bajamos a la derecha por los desfiladeros de estos montes, donde corre el Relvunleuvu, así llamado por la abundancia de hierba relvun (-la hierba conocida como Romaza-) que se encuentra en la orilla.
A su espalda estaba la serranía, con hondos valles, retorcidas cañadas y angostos desfiladeros, y con varios altos montes, cubiertos de densa arboleda, delante de los cuales el cerro del castillo parecía estar como en avanzada.
Quéjase a gritos la muy digna autoridad, y en ello conviene, con razón el macareno chofe de la Jara, porque desde que hay ferrocarriles no se ve un caminante en aquellos desfiladeros por un ojo de la cara, por lo cual no se gana un cuarto y está el pueblo en la última miseria.
Volvimos a nuestras cabalgaduras, y en ellas aún anduvimos otros tres largos cuartos de hora por tortuosas sendas y estrechos y difíciles desfiladeros, atravesando un terreno asperísimo, y donde a cada paso aparecía más mezquina y raquítica la vegetación.
Hallábanse éstos acaudillados por los alcaldes Garci González y Francisco de Rebolledo, que gobernaban por ausencia de Osorio, apostados en todos los desfiladeros y puntos principales de camino real de La Guaira; mientras que Drake, ayudado de la perfidia, se hallaba cerca de Caracas sin otra resistencia que la de un anciano sexagenario, que no quiso comprar con la opresión de su patria los pocos años que faltaban a su vida.
Inclinada sobre el mapa, pasaban para ella las horas como instantes, porque al través de los signos de convención que representan corrientes fluviales, mesetas, pampas y desfiladeros, descubría con imaginación a las huestes patrias en marcha, trepando las cumbres, serpenteando por los valles, reflejando la luz del trópico en sus valientes bayonetas.
Mi imaginación los acompañaba en su camino por los desfiladeros, por los bañados, y los veía recibiendo el agua en las espaldas, con el sombrero metido hasta las orejas y con la inquietud en el alma; ¡aquí atraviesan un río cuya corriente hace perder pie a los caballos, allí cae una carga, más allá se despeña un compañero cuya cabalgadura se espantó del rayo!
La tercera, compuesta de la primera brigada de La Guardia con los batallones Rifles, Granaderos, Vencedor de Boyacá, Anzoátegui y el regimiento de caballería del intrépido coronel Rondón, a las órdenes del señor coronel Plaza. Nuestra marcha por los montes y desfiladeros que nos separaban del campo enemigo fue rápida y ordenada.
Es la tierra del oro y del café, que está arriba, mirando el cielo del Ande, como un nacimiento navideño multicolor, vistoso, solemne, inmenso y, propiamente, andino, entronizado en las últimas lomas, desfiladeros y quiebras de la Cordillera de Vizcaya, la más metalífera del Ecuador, que remata en las Minas del Sexmo sobre Zaruma, explotada activamente por los peninsulares en tiempo de la Colonia, como por los imperialistas del Norte, en las últimas décadas de la República, desde donde se han extraído grandes cantidades de oro.
escaseandole ya las municiones, ocupó otros desfiladeros de cuya cima descargó quantas piedras se le presentaban, en tanto que la Caballería picandoles con teson la retaguardia, los sableaba á su discrecion impunemente.