Ejemplos ?
De esta manera, proporciona los ladrillos para levantar el edificio de la ciencia, y dice 'Cualquier edificio que desees levantar, cualquiera que sea, debe ser construido de alguna forma con estos ladrillos, y solamente con estos.' (Así como con el sistema de números debemos ser capaces de escribir cualquier número que deseemos, con el sistema de la mecánica debemos ser capaces de escribir cualquier proposición de la física que deseemos.) 6.342 Y ahora podemos ver la posición relativa de la lógica y de la mecánica.
Otros las narrarán si quieren, nosotros ya hemos contado la primera y la cerramos con estas palabras: Nunca desees el gorro de dormir del solterón.
Y si el longividente Zeus no te enviara su mensajera, yo no te aconsejaría que fueras a las naves de los argivos por mucho que lo desees.
Si para ti o para tus hijos quieres aceptar algún socorro mío, dilo; pronto estoy a darte con generosidad lo que desees y encargar a los que te den hospitalidad que te traten bien.
Y, cuando se hubo saciado y pasado a la terraza, a respirar el aire, regaladamente, Berenice murmuró, con emoción profunda: -No desees más, Misael, que en mi seno se forme el Mesías.
El rey, deseoso de deshacerse de estos incómodos huéspedes, llamó al soldado, y le dijo: -Si quieres ceder los derechos que tienes a la mano de mi hija, te daré todo el oro que desees.
Días y días habrá en que no tengas qué comer. Así tendrás que ayunar muchas veces, aunque no lo desees. Impresionado el ocelote por esas palabras terribles, rugió desesperadamente y se fue llorando.
-Toma esta varita de virtudes (y señaló la perra con la pata un precioso palito con los extremos de oro, que el animal había soltado de la boca durante la conversación). Con ella (añadió), conseguirás cuanto desees, si al mismo tiempo dices las palabras que te voy a comunicar en secreto.
-Es imposible. -Toma esta sortija, y cuanto desees, aunque sea en sueño, se cumplirá. La muchacha se puso el anillo, quedó hechizada, en la apariencia muerta, y mucho más hermosa que viva.
Tantas son tus quejas que quiero convencerte de su falta de fundamento. No olvides mis palabras: verás realizados tus tres primeros deseos, sea lo que fuere lo que desees.
(Hadiz Hasan (aceptable) transmitido por Ad-Daraqutni) Relató Abu Al-'Abbas, Sahl Ibn Sa'd As-Sa'idi que un hombre llegó donde el Profeta y dijo: “¡Mensajero de Alá!, indícame un hecho que si lo hiciese me amaría Alá y me amaría la gente”. Dijo: “No desees (e.d.
Ella respondió: «A buen tiempo venís para preguntarme la causa de este enojo que traigo, aunque no por mi voluntad, sino porque otro me lo ha dado; por ende, yo os ruego que con todas vuestras fuerzas me busquéis a aquella huidora de Psiches, doquier que la halláredes, porque yo bien sé que vosotras bien sabéis toda la historia de lo que ha acontecido en mi casa de este hijo que no oso decir que es mío.» Entonces ellas, sabiendo bien las cosas que habían pasado, deseando amansar la ira de Venus, comenzáronle a hablar de esta manera: «¿Qué tan gran delito pudo hacer tu hijo que tú, señora, estés contra él enojada con tan gran pertinacia y malenconia, y que aquella que él mucho ama tú la desees destruir?