desdeñado

(redireccionado de desdeñada)
También se encuentra en: Sinónimos.
Sinónimos

desdeñado

, desdeñada
Ejemplos ?
Durante los años sesenta y principios de los setenta, desdeñada como música de las clases pobres, fue conocida como «música de amargue».
Víctima del calavera fue, entre otras, la bellísima Irene, tenida hasta el momento en que sucumbió a la tentación de morder la manzana por honestísima y esquiva doncella. Desdeñada por su libertino seductor y agotados por ella ruegos, lágrimas y demás recursos del caso, decidió vengarse asesinando al autor de su deshonra.
Este célebre historiador latino mal podía conocer la dignidad de un arte tan recomendable, cuando su desenfrenada avaricia le condujo a los mayores excesos: así supo enriquecerse con el saqueo vergonzoso que cometió en los habitantes de Numidia, aprovechándose vilmente del trabajo honrado de unos hombres que cumplían con los deberes de la naturaleza. La agricultura no ha estado desdeñada en todos tiempos de la atención de los mortales.
Y resultó también, y este fue más profundo resultado, un alto aprecio, una amistad sublime y una extraordinaria gratitud en el generoso corazón de la mujer desdeñada.
Por último, el amor triunfó en el alma de Poldy, mas no para quedarse en Austria desdeñada y aborrecida de sus hermanos y parientes.
"Difícil es" - dices - "persuadir el ánimo a despreciar lo que lo anima". ¿Pero es que no ves acaso cuán frívolas son las causas por las que la vida puede ser desdeñada?
Pero estos dos valores se mezclan hasta el punto que cada vez que la exactitud histórica ha sido desdeñada en nuestro tiempo, Utilizando indumentos de diferentes épocas, el resultado ha sido que la escena se convirtió en un caos de trajes, en una caricatura de los distintos siglos, en un caprichoso baile de Carnaval, con el total y absoluto aniquilamiento de todo efecto dramático y pintoresco.
Un día le llegó una pobre mujer de la vecindad, gastada por los años y los trabajos, cuyo marido, en los veinticinco años de matrimonio se había enredado con una pobre aventurera. Iba a contarle sus cuitas la mujer desdeñada.
Fue más celebrado por declinar el triunfo que si lo hubiese celebrado, pues a veces la gloria desdeñada vuelve aumentada con el tiempo.
Porque iba, por lo común, a quejarse. Creíase, o al menos aparentaba creer, que era la desdeñada y la no comprendida. Poníase triste y como preocupada en espera de que le preguntasen qué era lo que tenía, y como nadie se lo preguntaba sufría con ello.
Sólo tú no eres desdeñada, Pálida que al arrimo de la turbia vidriera, Tejes en paz en la hora gris Tejiendo los minutos de inmemorial espera.
Pero hasta que Carita consumó su matrimonio con el virtuoso Tlepolemo, el tal Trasileo conservó constantemente su desdeñada pasión, e irritado de que le rehusaran, acechó la ocasión de vengarse.