Ejemplos ?
Los zorros se llevaban de 1 a 4 a lo largo. La bota desapareció, reemplazada por el zapato descotado y el escarpín, que se convirtieron en el calzado “para todo el año”.
En la pupila líquida del pozo espejábanse, en años remotos, los claveles de una maceta; más la arquitectura ágil de las cabezas de dos o tres corceles, prófugos del corral; más la rama encorvada de un durazno; y en época de mayor lejanía también se retrataban en el pozo aquellas adorables señoras en que ardía la devoción católica y la brasa de Eros; suaves antepasadas, cuyo pecho lucía descotado, y que iban, con tiesura y remilgo, a entrecerrar los ojos a un palco a la zarzuela, con peinados de torre y con vertiginosas peinetas de carey.
Su traje de merino castaño festoneado con bordados verdes era descotado; pero una pañoleta de tul bien estirada, con cordones interiores, cubría sus hombros, su espalda, entreabrióndose, no obstante, por delante, aunque estaba sujeta por un sévigné.
En la segunda mitad del periodo, apareció el vestido descotado, sin mangas para deporte, con pañuelos o bufandas de colore alegres flojamente atados sobre los hombros.