Ejemplos ?
Y lo primero, el demonio mostró bastantemente el dolor que ésta segunda Imagen le causaba, porque aquella noche del día en que la colocó en el Tabernáculo en que la otra estaba, se oyeron en aquella tierra tantos gritos y aullidos, tan descompasados, que parecía hundirse y venirse abajo todo el monte, y desde lo alto volaban piedras, a manera de proyectiles, y con tal ímpetu que si la gran Señora no defendiera su Ermita, cualquiera de ellas la hubiese derribado.
Esta guerra se manifestaba por sollozos y gritos descompasados en la peroración de los sermones y por rumores y estruendos subitáneos en las casas y calles de la ciudad o dondequiera concurrían gentes.
Pisaba yo recio y menudito saboreando in mente los episodios de la comedia que acababa de ver, cuando al entrar en la calle de la Blanca sacáronme de mis meditaciones fuertes y descompasados gritos que daban dos hombres riñendo en uno de los extremos de la calle.
Volvió el anciano la espalda, y en dos golpes desiguales, sus pasos descompasados pueden de lejos contarse; porque sus pies, impedidos, deben a su edad y achaques una muleta que marcha un pie que los suyos antes.
Entonces extiendo mis brazos desolados por los ámbitos de la tierra; busco ansioso con la vista por todas partes; llamo en vano a mi madre con gritos descompasados y con todo el amor de mi corazón, y nadie me responde en la soledad, ninguna voz amiga viene a consolarme en mi desolación.
A esto no pudo sufrir más el malhumorado, que le pareció burla quererle probar que estaba viendo visiones; y enderezando un bastón que traía en la mano, conforme le había de dar una razón, a estilo de Correo, diole un palo, y tras éste otro, y tras éste cuantos pudo; y como se quejase el filósofo con gritos descompasados rogándole no le pegara más, le repetía a cada golpe: -Se equivoca usted, señor filósofo, que yo no le pego; es una ilusión de sus sentidos -y dábale otro y le añadía-: Es mentira; a usted no le duele, sino que se le figura.
Surquen ellos el aire con su vocear frenético, sus manotones descompasados, y tú, amigo mío, surca la tierra, la madre segura, la hermosa tierra firme.
« Y el hijo del maestro de escuela, con tono nasal y recalcado, sale con una relación de El zapatero y el rey, estropeando versos y desfigurando palabras, y con tal manoteo y tan descompasados gritos, que el auditorio, nemine discrepante, le proclama el Roscio, el Talma, el Máiquez de la provincia.
Venir se ven los cautivos entre la neblina parda a pasos descompasados, como los cautivos andan; que como el alma les pesa, así les tiembla la planta.