Ejemplos ?
Como vemos, desde un punto de vista científico y técnico parece absurdo demonizar el empleo de pinos autóctonos en las reforestaciones, especialmente sobre terrenos denudados y erosionados.
El peligro de erosión en estos suelos así denudados y con grandes pendientes de la comarca, es muy elevado, al ser arrastrados los elementos finos del suelo y los horizontes superiores, los más adecuados para la nutrición y crecimiento vegetal.
Tallos jóvenes piloso-hirsutos –con pelos de 1-2(3) mm–; tallos viejos hirsutos, ± denudados,con cicatrices foliares no prominentes, ± elípticas.