Ejemplos ?
El odio del pueblo empezaba a traducirse en hechos: cada vez que la madre del párroco salía a la compra era denostada y llamada facciosa en voz en grito por las baturras; delante de sus ventanas se situaban grupos vociferando canciones patrióticas.
En Europa, el punk es una música especialmente utilizada como medio de difusión por gente afín a movimientos políticos y sociales "outsiders", mayoritariamente de izquierda, aunque existe una corriente de derecha que lo utiliza, siendo criticada y denostada por la mayoría de los movimientos punk.
Ese mismo año, Fal Conde organizó el Acto del Quintillo, demostración de fuerza del carlismo andaluz, frente a la denostada República.
Aunque los modelos de Copérnico reducían considerablemente la magnitud de los epiciclos, si eran más simples que los de Ptolomeo es discutible. Copérnico eliminado propósito equant poco denostada de Ptolomeo a un costo de epiciclos adicionales.
La obra, que mantiene la ortodoxia del realismo socialista y conserva la lealtad al régimen, es primeramente aplaudida por la crítica y propuesta para el premio Stalin, pero pasa a ser violentamente denostada por el Pravda algunas semanas después del "descubrimiento" del complot de las batas blancas.
La ausencia de conclusión del torneo hizo que la competición fuese aún más denostada por clubes y aficionados y puso la puntilla a la misma.
Por más que como ya se dijo, la historia evenemencial fue en un tiempo algo denostada, sin embargo debe reconocerse que este enfoque aporta cosas importantes.
La desaprobación social de la masculinidad excesiva puede ser denostada como "machismo" o por neologismos como "envenenamiento de testosterona".
A raíz de ello, su figura fue denostada con una crítica insidiosa a su persona, del todo descontextualizada, lo cual fue denunciado por muy diversos escritores, como Günther Grass o Heiner Müller.
Aunque esta característica ha sido muy denostada por sus oponentes, Arrio parece haber sido un hombre con un comportamiento acético, moral pura y firmes convicciones.
Margulis evitó llamarse directamente lamarckista o neolamarckista, teoría denostada desde el evolucionismo, pero, valorando la aportación de Darwin al evolucionismo, también rescató y valoró la figura y la teoría de Lamarck.
Con todo, sus mismas obras, con menos imaginación, no estaban lejos de esos excesos, como podría verse en la denostada por Jovellanos sacristía de San Millán de la Cogolla.