demasía


También se encuentra en: Sinónimos.

demasía

1. s. f. Parte que sobra de una cosa o que pasa de una regla o medida prefijada se han de corregir sus demasías en el beber. exceso, profusión, superabundancia escasez, moderación
2. Atrevimiento o falta de respeto su demasía durante la reunión fue criticada por todos. descaro, insolencia
3. en demasía loc. adv. En exceso últimamente come en demasía; nos colmaron de atenciones en demasía.

demasía

 
f. Exceso.
Atrevimiento.
Maldad.
En demasía loc. adv. Excesivamente.

demasía

(dema'sia)
sustantivo femenino
1. escasez exceso de algo Hay que corregir sus demasías con el comer.
2. falta de respeto hacia alguien Sus demasías provienen de su mala educación.
de manera excesiva Habla en demasía de sus cualidades.
Sinónimos

demasía

sustantivo femenino
2 atrevimiento, osadía, insolencia. cortesía, decoro.
El término demasía presenta un uso formal en la lengua; se aplica a aquel comportamiento que puede ofender o que resulta abusivo: ha obrado en demasía.
3 desmán, desafuero*, abuso.
En esta acepción, demasía hace referencia a las consecuencias que se derivan de un comportamiento indebido e interesado: no creo que haya realizado ninguna demasía. Desmán se construye con los verbos cometer y llevar a cabo.

Traducciones

demasía

profluvio

demasía

SF
1. (= exceso) → excess
con o en demasíatoo much, excessively
habló en demasíahe talked too much
el maquillaje, en demasía, es poco naturaltoo much make-up o an excess of make-up doesn't look very natural
2. (= insolencia) → insolence
Ejemplos ?
XXXVII.-Si tus ancestros te legaron tradición de gloria y honra, deber tuyo es corresponder en demasía a que ni una ni otra se acabe y se manche; empero si te legaron miseria y ruina, deber tuyo es realizar lo que ellos no pudieron, más la parte que a ti te corresponde.
El hombre gordo es mucho hombre y grande hombre en el peso y en la medida, no en el valor; porque en el que es abundante de persona, la vida está cargada y la mente impedida; y como sus acciones obedecen perezosas a su demasía de cuerpo, así sus sentidos no pueden asistir desembarazados al dictamen del juicio.
Oyeron todos a Marco Bruto; y aunque no aprobaron todos su razonamiento, por haber sido modesto para el difunto y reverente para los oyentes, sin demasía ni oprobio del muerto, los apasionados de César, acallando su opinión con el silencio, siguieron a los que seguían el parecer de Bruto; mas luego que el imprudente y envilecido Cinna con abominables palabras empezó a deshonrar con oprobios el cadáver de César, los que habían callado a Marco Bruto, con justo furor se declararon contra Cinna y los conjurados.
No te es lícito llorar con demasía; y no es esto sólo lo que te es lícito, pues aun no lo es el extender el sueño a una mínima parte del día, ni lo es el huir de la muchedumbre de los negocios retirándote al ocio de tu jardín ni el recrear con algún voluntario paseo el cuerpo fatigado con la asistencia del trabajoso oficio, ni alentar el ánimo con la variedad de espectáculos ni disponer el día a tu albedrío.
Lo que está permitido es alabar, sin que en eso haya límite ninguno; porque es probado que en la alabanza ni puede haber demasía, sobre todo para el alabado, ni puede dejar de haber verdad y justicia.
A estas razones respondió uno de los contrarios: -Mientes, que aquí no hay ningún traidor; que el querer cobrar la honra perdida, a toda demasía da licencia.
Donde venteaban un animal doméstico, sorprendido por el fuego en su cobijo, y les daba el olor de la socarrada carne, se lanzaban, sin miedo a tostarse las patas, saltando por cima de las abrasadas maderas hasta llegar hasta el plato sabroso, caliente en demasía.
Alojaron a mi amo, porque él lo procuró, en un hospital; echó luego el ordinario bando, y, como ya la fama se había adelantado a llevar las nuevas de las habilidades y gracias del perro sabio, en menos de una hora se llenó el patio de gente. Alegróse mi amo viendo que la cosecha iba de guilla, y mostróse aquel día chacorrero en demasía.
Porque son otras tantas las mías: la impreco: asiduamente, pero, que me muera si no la amo. 93 Nada en demasía me afano, César, a ti en querer placerte, ni en saber si eres uno blanco, o un negro hombre.
Pero puede verse en esto una diferencia, y es el caso de los que han grabado inscripciones más recientes: nada en demasía; date en caución y no estás lejos de tu ruina.
De la nada nos infraccionan: porque toman, porque no toman; porque se levantan, porque se acuestan; porque sí, porque no... ya casi hasta porque respiramos en demasía...
¡Y con demasía? -Lo siento son cien mil de multa. -¡Cien mil! ¡No es justo! Interceda usted por mí... ¿no? -¡Y qué quiere que yo haga?