delicia

(redireccionado de delicias)
También se encuentra en: Sinónimos.

delicia

(Del lat. deliciae.)
1. s. f. Sensación de placer muy viva e intensa su compañía era una delicia y la reconfortaba en grado sumo. agrado, gozo, satisfacción
2. Cosa que causa esa sensación de placer. encanto
3. COCINA Bizcocho enrollado y relleno de mermelada, crema, cabello de ángel y otros ingredientes.
4. hacer las delicias de alguien Divertirle, regocijarle los payasos hacen las delicias de los niños.
5. ... que es una delicia coloquial 1. Expresión con la que se pondera lo bueno o abundante que es lo anteriormente anunciado: hubo tantos manjares exquisitos, que el banquete fue una delicia.2. Se aplica con ironía a cosas, situaciones o personas desagradables: llovió tanto, que fue una delicia; es tan quisquilloso que es una delicia.

delicia

 
f. Deleite muy vivo.
Lo que causa deleite.

delicia

(de'liθja)
sustantivo femenino
1. placer intenso ¡Qué delicia estos chocolates!
2. persona o cosa que causa sensaciones placenteras delicias de la vida conyugal
hacer causar placer a alguien o a un grupo de personas El payaso hizo las delicias de los niños del cumpleaños.
Sinónimos

delicia

sustantivo femenino
gusto*, agrado, goce, placer*, regalo, deleite, encanto, preciosidad, ambrosía. aburrimiento, dolor.
Deleite se usa, sobre todo, en la expresión deleite de los sentidos. Ambrosía, en esta acepción, presenta un uso figurado que se deriva de su sentido originario: ‘manjar o alimento de los dioses’.
Traducciones

delicia

Freude

delicia

فرحة

delicia

наслада

delicia

喜悦

delicia

喜悅

delicia

喜び

delicia

기쁨

delicia

SFdelight
tiene un jardín que es una deliciahe has a delightful garden
un libro que ha hecho las delicias de muchos niñosa book which has delighted many children
Ejemplos ?
mis días se pasaron Y un recuerdo me dejaron Cual de un sueño! Cual de un sueño de delicias, Que formaron tus caricias Dulce dueño!
2 Pajarito, delicias de mi niña, con el que jugar, que en el seno tener, al que la yema del dedo dar, que la apetece, y suele incitar a acres mordiscos, cuando por la nostalgia mía esforzada, a un amado no sé qué gusta de jugar, y consuelito de su dolor, creo que para que entonces su grave ardor se aquiete: contigo jugar, como tú misma, pudiera yo, y los tristes cuidados de mi ánimo aliviar.
9 No quieras admirarte de por qué razón debajo de ti mujer ninguna Rufo, quiere su tierno muslo poner, no si a ella la titubees con el regalo de un raro vestido o con las delicias de una perlucidilla piedra.
3 Plañid, oh las Venus y los Deseos, y cuanto hay de personas más seductoras: el pajarito muerto se ha, de mi chica, el pajarito, delicias de mi chica, al que más ella que a los ojos suyos amaba, pues meloso era y a la suya conocía misma tan bien como la chica a su madre y no él del regazo de ella se movía sino alrededor saltando, ora acá, ora allá, a su sola dueña sin cesar pipiaba: el que ahora camina por un camino tenebregoso allá, de donde niegan que vuelva nadie.
todo es ingrato, nada el haber actuado benignamente, hasta incluso hastía y obsta más; como a mí, a quien nadie más grave y acerbamente acosa que el que ora a mí por solo y único amigo me tuvo. 74 Gelio había oído a su tío que censurar solía al que delicias dijera o hiciera.
Lanzados del mar del mundo entre la corriente turbia Margarita, don Gonzalo, y don Juan, los tres a una las heces de los deleites apuraban en hartura, repletos hasta el hastío de sus delicias inmundas.
Vivir bien era su afan, Vivir y gozar sin tasa, De modo que era en su casa no el señor, sino el sultan. (205) No se escaseaba delicias Ni se negaba placeres, Y su mesa y sus mugeres, Fruto eran de sus justicias.
Era una voz que se oía limpia, argentina, sonora, vagando por los espacios y atravesando las sombras, lo mismo a inmensa distancia que a la distancia más próxima, lo mismo por las alturas que por las calles más hondas. Indefinible sonido que bajo una esencia sola, de la palabra y la música guarda las delicias todas.
De la Cóndor el vuelo, cuando desde las nubes señorea tu frutecido suelo y en el campo del cielo con los rayos del sol se colorea; Y de mi dulce hermano y de mi tierna hermana las caricias; y las que vuestra mano en el albor temprano de mi vida sembró, puras delicias, ¡Oh, madre!; ¡oh, padre mío!
Todas es tas historias son para contarlas en nuestras tertulias de las Delicias, pasados ya los males; pero entre ellas merece un lugar muy preeminente la perfidia con que me ha salteado Lizaur, como por vía de despedida.
-contestó con resolución y valor la fiel esposa, lanzándose en los brazos de su amado: yo quiero morir contigo, Sebastián. -No morirás, -respondió el odioso infiel-, y vivirás para hacer las delicias del cacique.
Propicio a los buenos, admirado de los sabios, grato a los dioses, objeto de los deseos de los que todavía no lo tienen, precioso tesoro de los que lo poseen, padre del lujo, de las delicias, de la voluptuosidad, de los dulces encantos, de los tiernos deseos y de las pasiones; vela por los buenos y descuida a los malos.