delantal

(redireccionado de delantales)
También se encuentra en: Sinónimos.

delantal

(Del cat. davantal < davant, delante.)
s. m. Prenda que se pone encima del vestido y que, atada a la cintura, sirve para no manchar o para preservar la ropa se puso el delantal nada más entrar en la cocina; el zapatero usaba delantal de cuero. mandil
NOTA: También se escribe: devantal

delantal

 
m. Prenda de vestir de varias formas que, atada a la cintura, sirve para cubrir la parte delantera evitando así las manchas..

delantal

(delan'tal)
sustantivo masculino
1. prenda que se pone encima del vestido para preservar la ropa Debes ponerte el delantal para cocinar.
2. prenda que se usa en algunos oficios por asepsia, higiene, etc. Los delantales de los pescadores suelen ser verdes.
Sinónimos

delantal

sustantivo masculino
Traducciones

delantal

apron, pinafore

delantal

tablier

delantal

šatová sukně, zástěra

delantal

forklæde, spencer

delantal

Schürze

delantal

ποδιά

delantal

esiliina

delantal

pregača

delantal

エプロン

delantal

앞치마, 어린이용 앞치마

delantal

schort

delantal

förkläde

delantal

เสื้อไม่มีแขนใช้ใส่ทับเสื้อตัวใน, ผ้ากันเปื้อน

delantal

önlük

delantal

áo choàng, tạp dề

delantal

围裙

delantal

престилка

delantal

圍裙

delantal

סינר

delantal

SM
1. (Culin) → apron
delantal de cueroleather apron
2. (Escol) → pinafore

delantal

m apron; — de plomo lead apron
Ejemplos ?
7 Y fueron abiertos los ojos de entrambos, y conocieron que estaban desnudos: entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales.
Ítem, se ordena y manda que las dichas Carnicerías donde se metiere la dicha carne para pesar, se limpie cada día y (se) barra de manera que acabada de pesar la carne no quede en la dicha Carnicería cosa sucia, y que los Cortadores tengan (por uso en) cada día sus delantales limpios de lienzo en que se limpien (los lavando siempre cada vez que fuere necesario cometerlo), y los tales Cortadores sean sanos sin lacerón, llagas, enfermedad, (por tanto) en lo cual han de tener especial cuidado y diligencia los Diputados que fueren, so la dicha pena.
Cuando se colgó el último farol, nosotros, cogidos de la mano de mi madre, abandonamos la playa tornando al hogar. La criada nos puso los delantales blancos.
Pero como las muchachas del mérito de Carmela coquetean consigo mismas cuando no pueden coquetear con el prójimo, sucedía que, a pesar de vivir sola y sin ser vista de nadie más que alguna noche por su marido, gastaba el precio de todas las anguilas del Ebro en delantales, basquiñas, zarcillos, tumbagas y otras cosas en que el pobre Damián no se fijaba nunca, dado que la pícara las usase delante de él.
Empujó la puerta del pasillo, y en medio de la cocina, entre las tinajas oscuras llenas de grosellas desgranadas, de azúcar en terrones, balanzas sobre la mesa, barreños al fuego, vio a todos los Homais, grandes y pequeños, con delantales que les llegaban a la barbilla y con sendos tenedores en la mano.
MAESE JACOBO (aparte) Sí, el vino puro se sube a la cabeza. EL COMISARIO ¿Nos quitaremos nuestros delantales, señor? HARPAGÓN Sí, cuando veáis que llega la gente; y guardáos de estropear vuestras ropas.
550) El peñasco de las Hadas, cerca de Bourg-Lastic, fue llevado allí por las hadas en sus delantales, en una sola noche de hace muchísimo tiempo, y ellas lo dejaron allí muy resueltas.
Ni los mozos de la fonda pudieron resistir a las ganas de entreverar con las caras trigueñas de las campesinas sus mejillas rosadas, ni las dos camareras piamontesas a las de mezclar con los chiripás negros la nota clara de sus delantales; y, juntas con los sombreros en la nuca de los gauchos graves y sin sonrisa, giraron, alegres, sus cabelleras rubias.
Su barba era poblada y negra. Los dos vagabundos que tranquilamente le acompañaban llevaban a la cintura unos delantales abiertos en forma de sacos.
de lana peinada, lisa, áspera, tejida en crudo y teñida en piezas. Se usaba generalmente para mantos de mujer y, a veces, con ella se hacen vestidos, chales y más comúnmente, delantales.
Posteriormente, el consumo de este artículo disminuyó mas todavía con el uso de una gran variedad de tejidos de lana pintados y propios para chales de modo que finalmente, el añascote no se usó sino para trajes de luto o para hábitos de monjas y para delantales de señora, pues no se teñía sino de color negro.
El uso de equipo de protección personal, incluyendo elementos tales como guantes, delantales protectores, trajes resistentes al ácido, gafas protectoras, máscara facial, y zapatos de seguridad, normalmente se recomienda para la manipulación de sustancias corrosivas.