Ejemplos ?
Por ella, si supiera la conjuración, dejara el dar muerte a los conjurados por dársela con la propia a la conjura, y a las que della se habían de producir.
Ahora le tocaba el turno de vencer a TEZCATLIPOCA. Haría todo lo posible para que QUETZALCOATL dejara su humanidad y retornara a su espacio.
No se admitía que de acuerdo con la ley de 31 de agosto de 1825 dejara el poder en manos del Delegado que en tales momentos era don Carlos Anaya.
No podría excusarme jamás ante mi propia conciencia si dejara de retener, aunque sea por un instante, en esta ocasión, la ilustrada atención del Senado.
Allí, inspirados por el TEONANACATL, harían una imagen divina, tan digna de admiración, que no hubiera quien dejara de estremecerse al contemplarla.
Pareciera que la neblina bochornosa de esa mañana se esfumara en convulsiones tanáticas y dejara latente el pánico reprimido de las multitudes que caminan, como sin saber a dónde, llevando egoístas sus propios intereses endeudados y nada más, aislándose en su terror a perderse en la nada.
¡Son tan virtuosos! - La vieja me dio muy buenos pesos para que la dejara hacer sus porquerías en mí. Lo mismo se mete con los criados que con las criadas.
48 De miel los ojos tuyos, Juvencio, si alguien me dejara sin parar besarlos, sin parar hasta miles trescientos besaría, ni nunca me parecería que saciado estaría, no si más densa que las áridas aristas fuera de nuestro besar la siembra.
-Vienen por COAXALPA, donde está la tierra llena de arenales y se enredan los pies como si una serpiente lo provocara y no dejara avanzar, pero ellos están venciendo el obstáculo.
EL PRIMERO: Mas si el despecho y la envidia sus corazones minaran y enemigos te se hicieran, y la turba deslenguada interpretando tus hechos menoscabase tu fama… EL SEGUNDO: Federico, si a mi honra injustamente tocaran, dejara el cincel mi mano por la pistola o la espada, y a meterles volvería lo dicho por la garganta: porque el cristal de la honra vapor no admite ni mancha.
(Saca la daga DON JUAN, y DOÑA ANA le detiene, y TACÓN se va a entrar, y salen BEATRIZ, CELESTINA, INES y ANTONIA, y le detienen.)56 DON JUAN Vive Dios, que no dejara 56 En C.: y Antonia, Inés, y le detienen.
Artículo 194.- La autorización podrá ser revocada por el Instituto si existiese incumplimiento de las obligaciones que esta Ley establece para las sociedades de gestión colectiva o si se pusiese de manifiesto un conflicto entre los propios socios que dejara acéfala o sin dirigencia a la sociedad, de tal forma que se afecte el fin y objeto de la misma en detrimento de los derechos de los asociados.