Ejemplos ?
La rehabilitación finalizada en 2012, escrupulosa y sin grandes intervenciones, ha dejado un gran espacio blanco, despojado de añadidos que deformaban el viejo lugar de culto.
Ante «Las Bravas» § - En la «catedral del esperpento», donde se encontraban los dos espejos, cóncavo y convexo, aquellos que deformaban las imágenes de los transeúntes, sita en la calle de Álvarez Gato, 3.
La obra justinianea que, desde el siglo XVI, se conocerá con el nombre de Corpus Iuris Civilis, pero su difusión era escasísima y a través de compendios que la deformaban.
Aunque los planos eran probablemente correctos, las disputas con el artesano que construyó las partes y el fin de los fondos por parte del gobierno, la hicieron imposible de construir. El problema era debido a que los engranajes en esa época aún no aguantaban mucho esfuerzo y con el calor se deformaban.
Un tipo de perforación muy particular era el practicado por las tribus mursi y masái, donde las mujeres deformaban su cavidad bucal con discos para aumentar de tamaño la boca, y alargaban sus lóbulos llevando unos carretes metálicos de gran tamaño.
Posiblemente, gran parte de las tradiciones y leyendas han tenido semejante inicio. Esta transmisión oral tenía el inconveniente de los «ruidos» que deformaban el mensaje.
Curiosamente, la manera de desplazarse de lado a lado de los personajes era convirtiéndose en esferas, es decir, que se deformaban las formas físicas de estos personajes y rodaban para escapar.
Desde la oficina de Radiocomunicaciones enviaron un comunicado que expresaba que la prohibición había sido llevada a cabo «porque sus personajes deformaban el idioma al pueblo argentino, que no tiene capacidad de discernir».
Fueron conocidos en las crónicas sobre todo por sus características físicas, que impresionaron a los primeros españoles. Se relata que eran una raza guerrera, y se deformaban el cráneo y se trasquilaban dejándose una corona a "manera de fraile".
Se deformaban las orejas y los labios inferiores por medio de botoques, discos blancos hechos, generalmente, de madera de barriguda (Bombax ventricosa), secados al fuego y de tamaño variable, llegando a los 12 cm.
La Corte Suprema de los Estados Unidos ha considerado inconstitucionales nuevos programas de reparto, considerando que deformaban el significado de la cláusula de comercio.
Ambos chasis fueron conocidos en la jerga como Frontalitos y fueron provistos de una serie de carrocerías cuyo formato general no variaba demasiado del de los colectivos con trompa, salvo en su sección delantera, que fue convenientemente adaptada a los lineamientos de los nuevos chasis, con el agregado lateral (en muchos casos) de enormes, horribles y antiestéticas ventanillas laterales que deformaban un diseño ya de por si, muy «a la fuerza».