Ejemplos ?
Juana conservaba su arrogancia; de pie, pálida de despecho, se mordía el dedo pulgar hasta el punto de hacer brotar su preciosa sangre.
Y al mismo tiempo, con un gesto de bruja avarienta, humedecía en los labios decrépitos el dedo pulgar para seguir torciendo el lino.
En la misma tarjeta deberá estamparse, además, la impresión digital del dedo pulgar de la mano derecha del menor o en su defecto, de cualquier otro dedo.
Él o la televidente envíaban mediante correo electrónico, una foto suya o de algún amigo, familiar, vecino, conocido o mascota, o grupo, en que el fotografiado o la fotografiada esté mostrando que forma con el dedo pulgar y el índice una L (de "loser", perdedor en inglés) (si tiene tales componentes disponibles en su anatomía), simplemente para expresar cuán comunes o "losers" que son.
Para lograr lanzar la curva, es lanzamiento puede ejecutarse de varias formas, siempre y cuando se trate de hacer dar vueltas la pelota hacia delante, hacia abajo, esto se logra, básicamente aceptado por la mayoría de personas, agarrando la bola de manera tal que el dedo índice toque una de las costuras en la "herraduras de caballo" y el dedo medio justo a la par debajo de la costura, y el dedo pulgar en el extremo contrario...
Informar asimismo cómo el día de Nuestra Señora de Septiembre adelante, salí a hacer reseña de la gente que tenía para mi conquista e andando escaramuzando con la gente de caballo en el campo, cayó el caballo comigo y me quebró todos los dedos del pie derecho y me hizo saltar los huesos del dedo pulgar.
Día de Nuestra Señora de Septiembre, bendita ella sea, salí a esto, y andando escaramuzando con la gente de caballo por el campo, cayó el caballo conmigo, e di tal golpe en el pie derecho, que me hice pedazos todos los huesos de los dedos dél, desechando la choquezuela del dedo pulgar y sacándomela toda a pedazos en el discurso de la cura.
Las máquinas de coser movidas a mano dejan una señal similar, pero sólo sobre el brazo izquierdo y en la parte más alejada del dedo pulgar, en vez de marcarla cruzando la parte más ancha, como la tenía ésta.
Dice que tengo una mano esencial­mente psíquica y que, si mi dedo pulgar fuera un poquito más corto, sería yo una pesimista de convicción y estaría recluida en un convento.
El secretario de la casilla, auxiliado en todo tiempo por uno de los escrutadores, deberá anotar, con el sello que le haya sido entregado para tal efecto, la palabra "votó" en la lista nominal correspondiente y procederá a: a) Marcar la credencial para votar del elector que ha ejercido su derecho de voto; b) Impregnar con líquido indeleble el dedo pulgar derecho del elector, y c) Devolver al elector su credencial para votar.
En cuanto entró, vio a su mujer sentada en un trono de oro de una sola pieza y de más de mil pies de alto, llevaba una enorme corona de oro de cinco codos, guarnecida de brillantes y carbunclos; en una mano tenía el cetro y en la otra el globo imperial; a un lado estaban sus guardias en dos filas, más pequeños unos que otros; además había gigantes enormes de cien pies de altos y pequeños enanos que no eran mayores que el dedo pulgar.
Un labrador tenía un hijo tan grande como el dedo pulgar. Nunca crecía, y en muchos años su estatura no se aumentó ni en un solo dedo.