Ejemplos ?
Sin duda alguna, la misma Escritura testifica que fueron hombres; pues habiendo dicho que, viendo los ángeles de Dios las hijas de los hombres que eran hermosas, tomaron pasa sí esposas entre todas las que escogieron; luego prosigue: «Y dijo el Señor: No permanecerá mi espíritu en estos hombres para siempre, porque son carnales.» Con el espíritu de Dios llegaron a ser ángeles de Dios e hijos de Dios; pero declinando a las cosas bajas de la tierra, los llama hombres con nombre de la naturaleza, y no de la gracia.
Castilla miserable, ayer dominadora; envuelta en sus harapos, desprecia cuanto ignora. El sol va declinando. De la ciudad lejana me llega un armonioso tañido de campana —ya irán a su rosario las enlutadas viejas—.
Yo agradecí con delicadeza a estos amigos el ofrecimiento que me hicieron, declinando su honor, y les pedí que en vez de un banquete por mi actitud, hiciéramos una fiesta de protesta contra el incondicionalismo, y para provocar la reacción cívica del país.
Luego, cuando ya se han separado, y oscura también la luna oculta su luz, y los astros que van declinando convidan al sueño, gime de verse sola en su desierta morada, y se tiende en el lecho antes ocupado por Eneas.
Y en aquel mismo punto hubieran trabado la batalla y probado la suerte de las armas, si ya el rosado Febo no bañara en el mar iberio sus cansados caballos, y declinando ya el día no trajese la oscuridad de la noche.
Plegue a los dioses, si estas gentes no nos han de amar, que haya entre ellos siempre grandes aborrecimientos, pues que, declinando los hados del Imperio, ninguna cosa mayor nos puede dar la fortuna que discordias entre los enemigos.
Seguidamente, se leyó un escrito del señor Regidor don Antonio de Hermida, declinando jurisdicción del conocimiento que el Ilustre Ayuntamiento tiene tomado en la causa que contra él sigue don Rafael Díaz de Alderete como arrendatario de los potreros de la dehesa sobre que le desembaracen los terrenos que le mantiene ocupados con sus animales, a que proveyó: “Traslado al Procurador General”.
Era también extremadamente sugerente el darse cuenta de cómo aquí, lo mismo que en otros pasajes, Shakespeare prometía a Willie Hughes la inmortalidad de un modo en que apelaba a los ojos de los hombres, es decir, en forma de espectáculo, en una obra teatral que debía contemplarse. Durante dos semanas trabajé de firme en los ‘‘Sonetos’’, no saliendo apenas nunca y declinando todas las invitaciones.
¿Quién al narrar tales desastres; quién, ni aun cuando fuera uno de los Mirmidones o de los Dólopes, o soldado del duro Ulises, podría refrenar el llanto? Y ya la húmeda noche se precipita del cielo, y las estrellas que van declinando convidan al sueño.
Su ingenio poético le dio entonces el título de Fenix Española, y le concilió una celebridad excesiva con los aplausos, que le prodigaron su discípulo Villegas, cuya reputacion va declinando; Christobal de Mesa, que ya no vive; Esquilache, cuyos versos ligeros y delicados á veces, agradan todavía; y Cervantes, que será inmortal.
Dividido en dos partes el asunto, ponga la conexión desde el principio hasta que va ya declinando el paso; pero la solución no la permita hasta que llegue a la postrera escena; porque en sabiendo el vulgo el fin que tiene, vuelve el rostro a la puerta y las espaldas al que esperó tres horas cara a cara; que no hay más que saber que en lo que para.
Pero tocó a Dios, con cuya inspiración se escribían estos sucesos, el disponer y distinguir primeramente estas dos compañías con sus diversas generaciones, para que se tejiesen de una parte las generaciones de los hombres, esto es, de los que vivían según el hombre, y de otra las de los hijos de Dios, esto es, de los que vivían según Dios, hasta el Diluvio, donde se refiere la distinción y la unión de ambas sociedades: la distinción, porque se refieren de por si las generaciones de ambas, la una de Caín; que mató a su hermano, y la otra del otro, que se llamó Seth, porque también éste había nacido de Adán, en lugar del que mató, Caín; y la unión porque declinando y empeorando los buenos...