Ejemplos ?
Este se asemeja a una balanza, ya que tienen que estar en iguales condiciones para estar en equilibrio. Aquí tienen que ver dos conceptos: el debe y el haber. El debe es debitar, cargar o adeudar. El haber es acreditar, abonar.
Las cuentas son deudoras cuando, siendo de patrimonio, se refieren a un activo o, siendo de gestión, se refieren a un gasto; y son acreedoras cuando, siendo de patrimonio, se refieren a un pasivo o a una cuenta de capital, o cuando, siendo de gestión, se refieren a un ingreso. Cargar o debitar una cuenta es hacer una anotación en el debe.
El abad tenía voto en las elecciones de la magistratura de la ciudad y tenía el derecho, tres veces al año, durante quince días, de debitar exclusivamente el vino en la ciudad y percibía un bushel de sal sobre cada vagón de sal que entraba.