Ejemplos ?
En las veintiseis auroras de tu exis- tencia Heg6 un instante en que al impnlso del sufiri- miento se rompieron las ya debilitadas fibras de tu al- ma, huy6 de tf la f£ y te arrojaste en brazos del crimen.
Trabajaremos por la reconstrucción de la seguridad mundial eco nómica y política, el fortalecimiento de las instituciones internacionales ahora debilitadas; por la paz y el desarme; por la solidaridad con las mejores causas del mundo en desarrollo; por fomentar relaciones respetuosas y justas con nuestros vecinos y el fortalecimiento de la hermandad latinoamericana; por la solución justa y pacífica de las tensiones, con respeto a sus soberanías y apoyo a su desarrollo.
¿O ser presa inerme y despreciable del primer invasor, o se expondrán a sufrir los horrores de la anarquía y caer, en fin, debilitadas por la discordia bajo la desventurada suerte de un gobierno colonial?
23 Voime como la sombra cuando declina; Soy sacudido como langosta. 24 Mis rodillas están debilitadas á causa del ayuno, Y mi carne desfallecida por falta de gordura.
quería acantonar en Talca, es un cuerpo de reserva para preponderar a las fuerzas de don José Miguel que no podrá vencer a Chillán, sino después de debilitadas de un modo en que a V.
10 Pasa cual río de tu tierra, oh hija de Tarsis; porque no tendrás ya más fortaleza. 11 Extendió su mano sobre la mar, hizo temblar los reinos: Jehová mandó sobre Canaán que sus fuerzas sean debilitadas.
Un autor americano, Nelson, opina que en el sueño hallamos casi siempre utilizadas impresiones del día anterior a aquel en cuya noche tuvo lugar, o de tres días antes, como si las del día inmediato al sueño no se hallaran aún lo suficientemente debilitadas o lejanas.
La equilibrada y sobria estructura social no da lugar a edificaciones suntuosas ni a lujos innecesarios, y por eso las casas modernas que sustituyen a las debilitadas por el uso, no buscan la ostentación; tampoco circulan carros de lujo, sino los indispensables para el trabajo.
Todo lo anterior se ve agregado por la exitosa penetración que el marxismo ha alcanzado en esas democracias, seriamente debilitadas, como lo hemos podido palpar a raíz del movimiento del 11 de septiembre en nuestro país.
Sus fuerzas, que se encontraban muy debilitadas en efectivos, se vieron totalmente sorprendidas y desbordadas por la ofensiva republicana.
A instancias de un anciano sacerdote de Sopó investigó el uso de cepas debilitadas de la enfermedad inoculadas en personas sanas y, dada la incredulidad de la gente, hizo el experimento en sí mismo, introduciendo, a través de un pequeño corte, una muestra purulenta de un enfermo.
Posteriormente, el comandante Enrique Líster comentaría lo que a su juicio fue un grueso error por parte de las tropas franquistas, ya que estas optaron por realizar continuos ataques frontales y no aprovecharon las circunstancias para atacar por los flancos, donde las tropas republicanas se encontraban más debilitadas.