Ejemplos ?
Tú que no tienes familiares... —Sí tengo.. Nomás que están en mi tierra... —De todas maneras... no les das nada... Así que el dinero...
O yo me engaño, o ese príncipe, que es consuelo de todos los hombres, habrá recreado tu ánimo, aplicando remedios eficaces a tan fuerte herida, y que de todas maneras te habrá alentado, y que con su tenacísima memoria te habrá referido todos los ejemplos con que recobres la igualdad del ánimo, y que con su acostumbrada elocuencia te ha representado los preceptos de todos los sabios.
Posteriormente te ha parecido, que el hombre justo jamás podrá hacer mal a otro, cualquiera que él sea, y que debe procurar más bien ser de todas maneras útil a todo el mundo.
Hay un momento famoso, en el año 1878, en que Cánovas, habiendo oprimido oratoriamente a Sagasta para que pronunciara la palabra fatal, la que le ligaba por siempre al convencionalismo de la Restauración, tuvo la satisfacción de oír que Sagasta la pronunciaba, y entonces, recogiéndola y remachándola, pronunció estas otras, verdaderamente interesantes: «La lealtad, cuando se trata de Monarquía y cuando la frase se completa llamándola lealtad monárquica —no la lealtad de las relaciones particulares—, tiene un sentido histórico, y este sentido histórico es estar con la Monarquía sin condiciones, de todas maneras, bien o mal, como la Monarquía se conduzca, de todas suertes apegado a ella Así en el Diario de las Sesiones.
Yo les digo que es mejor estar en la cárcel que estar pasando esa vergüenza, aunque ellos no tengan vergüenza. Pero de todas maneras a nadie le gusta, no le puede gustar que lo saquen, y lleva la pena consigo.
Entonces tal vez sea posible aquello de que los boyscouts puedan cuidar el tránsito. De todas maneras, incluso en aquellos casos en que no hemos logrado lo que pretendíamos, hemos hecho, por lo menos, el esfuerzo y el esfuerzo bien intencionado.
Ahora se dice que si empezamos por ahí terminamos por allá; claro, de todas maneras hay que tratar de hacer alguna crítica, pero la gran realidad es que es muy fácil escribir en un despacho, olvidándose de que hay aquí de medio millón a un millón de desempleados y cientos de obreros que trabajan en los centros de diversión: en los cabarets, en los casinos, en los restaurantes, en los hoteles—, porque yo me encontraba al obrero de hotel, y decía: “Oye, esto es un problema, nos vamos a quedar sin trabajo, no hay turistas.” Y el otro decía: “Oye, esto es un problema.” Todos, miles de obreros me planteaban, llenos de angustia, el problema.
La razón nos precisa a convenir en que de todas maneras la injusticia es involuntaria, y que es un deber para los individuos en particular y para los Estados en general, manifestarse más atentos y más vigilantes que lo están hoy.» Cuando oigo de tus labios tales discursos, Sócrates, te cobro cariño, y te elogio lleno de admiración.
– Pero los ex colegas del señor Ministro, mis colegas, que el otro día se opusieron terminantemente al plebiscito, en forma especial, porque violaba la Constitución, no pueden compartir su criterio, y la Constitución establece que de todas maneras hay que proponer la cláusula.
En el libro quinto las alusiones, veladas por la alegoría, a la lucha religiosa contemporánea, se hacen abiertas y abundan inventivas anticatólicas que por tener carácter de libelo hugonote se duda en atribuir a Rabelais que, en sus últimos años, se inclinó al catolicismo y siempre fue muy prudente en la sátira. De todas maneras el relato continúa y da término a la trama del libro cuarto; Pantagruel llega a la Isla Sonante (es decir, a la Roma papal), llamada así por el ruido ensordecedor de las “campanas grandes, pequeñas y medianas, tocando todas a la vez”.
Me parece que tú podrías orientarme, tú que estás en el meollo de ambiente. De todas maneras tengo la vaga impresión que mi regreso depende, en gran parte, del sesgo que las próximas elecciones impriman a la política del país.
El representante británico manifestó que efectivamente habían existido esos papeles y las diferencias apuntadas par el Secretario General, que se abstenía de calificar por no estar presente la otra parte y que no era optimista acerca de la posibilidad de zanjar las diferencias, pero que, de todas maneras, era conveniente aguardar la reunión de su parlamento que tendría lugar antes de una reunión formal.