Ejemplos ?
Hojas ovadas u ovado-orbiculares, subagudas –a menudo mucronadas o cuspidadas–, gruesas, de margen ligeramente revoluto, densamente sedoso-tomentosas por haz y envés, blanquecinas y en general con un mechón apical de pelos, no estipuladas, de nervios prominentes por el envés; las de los tallos floríferos, obovadas, de pecíolo corto y ancho; las de las rosetas, con el limbo de (4)5-10(13) × 4-7(10) mm, cordado o redondeado en la base, raramente cuneado.
Hojas basales (7)15-25(45) x (4)6-12(20) mm, ± coriáceas; lámina de contorno generalmente cuneado-flabelado –en ocasiones flabelado–, con 3-7(9) lóbulos o partes –el central (2)4-8(13) x (0,2)0,3- 1(1,5) mm, generalmente indiviso–, linear-elípticos o linear-espatulados, con un surco fino sobre el nervio central, obtusos, divergentes; pecíolo generalmente diferenciado, de longitud 1-2 veces mayor que la de la lámina, de c.
Hojas opuestas, ovadas, oblongas a lanceoladas, 4–12 cm de largo y 2–4 (–8) cm de ancho, ápice agudo o acuminado, base redondeada o cuneado-decurrente sobre el pecíolo, márgenes denticulados, coriáceas, una cresta de tejido conecta las bases peciolares alrededor de los tallos.
Son plantas con hábitos terrestres o rupícolas; con rizoma largo, rastrero, 3-5 mm de ancho, escamoso; pecíolo con más de 3 haces vasculares en sección transversal, escamoso, las escamas lanceoladas, oscuras, patentes, las células con los lúmenes parcial a totalmente ocluidos; lámina 20-60 cm, anchamente deltada-pentagonal, tripartita, 2-4-pinnada; pínnula basiscópica basal 2-4 veces mayor que las pínnulas acroscópicas; segmentos terminales redondeados en el ápice, asimétricos en la base, el lado basiscópico angostamente cuneado...