culterano

(redireccionado de culteranos)
También se encuentra en: Sinónimos.

culterano, a

1. adj. LITERATURA Del culteranismo producción culterana.
2. adj./ s. LITERATURA Se aplica al escritor que profesa el culteranismo.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

culterano -na

 
adj.-s. Díc. del escritor o del estilo que incurren en culteranismo.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Sinónimos

culterano

, culterana
adjetivo y sustantivo
Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2016 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

culterano

culterano

culterano

culterano

culterano

culterano

culterano

culterano

culterano

/a (Literat)
A. ADJ latinized, precious and highly metaphorical
B. SM/Fwriter in the style of "culteranismo"
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
Existía además un gran cansancio de la exuberancia ornamental barroca y de su dificultad conceptista; se deseaba mayor claridad y un mayor equilibrio; por eso en Roma nace, contra los excesos culteranos del Marinismo, bajo el impulso que le prestan los críticos Giovanni Mario Crescimbeni y Giovanni Vincenzo Gravina, la Academia de la Arcadia o de los Arcades en 1690, la cual, mediante sus sucursales o coloniae esparcirá por toda Italia el ideal del buen gusto o buon senso y del retorno a la literatura clásica.
Por otra parte, todavía se aprecian ciertos resabios culteranos de su etapa anterior, no sólo en el empleo de hipérbatos y retorcimientos verbales, sino también en la elección de ciertos temas o motivos poéticos, similares a los de Perito en lunas por su aparente intrascendencia: un limón, el pie de la amada...
Animado por estos apoyos, Lope, aunque asediado por las críticas de culteranos y aristotélicos, prosigue con sus intentos épicos.
En sus estudios con Vincenzo da Filicaja y Niccolò Leonico llegó a la conclusión de que sus contemporáneos se habían extraviado literariamente en una falsa dirección y resolvió emprender una reforma estética general, por lo que fundó en Roma y en 1690 con Giovanni Vincenzo Gravina y otros dos la Academia de los Arcades (o mejor Academia de Arcadia), que tenía por fin encauzar el buen gusto hacia lo natural y lo clásico, contra los desvíos barrocos y culteranos del Marinismo.