cucufato

cucufato, a

adj. Perú Se refiere a la persona beata y mojigata.
Traducciones

cucufato

/a (Andes, Cono Sur)
A. ADJ (= hipócrita) → hypocritical, two-faced; (= mojigato) → prudish
B. SM/F (= hipócrita) → hypocrite; (= mojigato) → prude; (= loco) → nut
Ejemplos ?
2013: Los secretos de la masonería en Jaén (doscientos años de implantación y persecución de la Orden Secreta) 2002: Mi señorito el maqui y san Cucufato.
Durante la década de 1950 trabajó en la revista Barrabases de Guido Vallejos, donde creó a los personajes Cicleto, Cucufato y Ñeclito.
Los santos de la diócesis de Zamora son: San Atilano. San Baudelio. San Cucufato. Domingo Yañez Sarracino. Fernando III El Santo.
Entre sus obras de narrativa Mi señorito el maqui y san Cucufato (novela satírica) y Más allá de la mirada, novela basada en un crimen real que tuvo un gran impacto social en 1898.
uillermo Cifré Figuerola, conocido por su primer apellido, Cifré, fue un historietista, ilustrador y animador español (Traiguera, Castellón, 1922 - Barcelona, 1962), creador de algunos de los personajes más representativos de la llamada "escuela Bruguera", como El repórter Tribulete y Don Furcio Buscabollos, Cuadrado (2000), pp. 268-270. y del tipo iconográfico del solterón (Cucufato Pi, Golondrino Pérez). Ramírez (12/1975), pp.
En 1947 empezó a trabajar para la editorial Bruguera, creando las series El repórter Tribulete, que en todas partes se mete (1947), Las tremebundas fazañas de Don Furcio Buscabollos (1947), Cucufato Pi (1949) y Amapolo Nevera (1952) para las revistas "Pulgarcito" y "El DDT".
Una de sus últimas creaciones, es el personaje más desconocido de Lobos. Martín Conejín: Un conejito ecologista, personaje de corte infantil. Cucufato: Un futbolista mediocre.
La evolución demográfica de la parroquia desde el año 2000 hasta 2013 es la siguiente: Según el nomenclátor de 2013, la parroquia comprende los siguientes entidades de población: El diccionario de Madoz recoge, en la voz «CUCUFATO ó CUCAO (SAN)», que la población, de 223 vecinos y 904 almas, se distribuye en los lugares de «Aguera, Bauno, Cuyame, Piñera, Tuernes el grande, Tuernes el pequeño y Villanueva».
Los orígenes del monasterio se remontan al siglo IX cuando se decidió unir la pequeña basílica paleocristiana del siglo V, de planta cuadrada y alrededor de la cual se cree que ya existía una pequeña comunidad de monjes, y que albergaba las reliquias de san Cucufato, con una fortificación existente aneja.
Las de la derecha dedicadas a San Roque y la Virgen del Carmen, la siguiente a San Pancracio y la Virgen del Rosario, a continuación, la Virgen yacente y la Virgen del Rosario, después San Cristóbal (patrón de Alboraya) y San Cucufate o Cucufato, siguiéndoles San Francisco de Asís, y en el crucero el Santísimo Cristo de la Providencia, con las imágenes de la Virgen y San Juan (donación a la parroquia del Patriarca y Obispo de Valencia, San Juan de Ribera).
Berenguer Folc, (1091–1103), abad del monasterio y obispo de Barcelona, reclamó al conde de Barcelona, Ramon Berenguer III, que no le parecía justo que el monasterio de Sant Llorenç del Munt, cerca de Tarrasa, permaneciera libre e independiente, y que debería que estar sujeto al de San Cugat, alegando que, en primer lugar, la hacienda donde estaba situado pertenecía a los condes predecesores que lo habían edificado, que del de san Cucufato salieron los primeros monjes que habitaron el de Sant Llorenç del Munt y que del de San Cugat del Vallés había salido el abad que implantó en el lugar la observancia de la regla de san Benito.
San Cucufate de Llanera, San Cucufato o San Cucao es una parroquia del concejo de Llanera en Asturias (España). El topónimo procede del latín SANCTUM CUCUFATUM, santo católico conocido como san Cucufato, a cuya advocación está dedicada la iglesia parroquial.