criboso

(redireccionado de cribosa)
Búsquedas relacionadas con cribosa: esfenoides

criboso, a

1. adj. BOTÁNICA Se aplica al vaso de la planta que tiene cribas y sirve para conducir la savia descendente.
2. Que tiene muchos agujeros, como una criba superficie cribosa.

criboso

 
m. bot. Conducto vegetal que transporta la savia elaborada. Está constituido por células vivas, alargadas, muy especializadas, que se disponen en series longitudinales separadas entre sí por tabiques transversales agujereados en forma de criba.
Ejemplos ?
Hueso compacto (lamina dura, lamina densa o corteza osea) 2. Hueso trabeculado (hueso esponjoso, lamina cribosa ó trabecular) Hueso compacto.
Cuando la arteria central de la retina pasa a través de la lámina cribosa el grosor de la pared disminuye y se pierde la lámina elástica interna y la capa muscular media se hace incompleta.
Se diferencian de los campos primarios de puntuaciones por dos rasgos: 1) el tamaño de los poros, generalmente mucho mayor que el de los plasmodesmos, se pueden observar con microscopio óptico, y 2) la presencia de un cilindro visible de calosa, que rodea al cordón citoplasmático y puede aparecer también en la superficie del área cribosa.
Lámina perpendicular del hueso etmoides: Constituye la parte superior del tabique nasal, desciende desde la lámina cribosa y se continúa, superiormente a esta lámina, con la crista galli.
Por encima y atrás del orificio del conducto auditivo externo se observa un saliente pequeño, o espina de Henle (Spina suprameatalis) y algo hacia atrás, una superficie con múltiples orificios vasculares, denominada zona cribosa.
Los axones de las células ganglionares de la retina convergen en la papila óptica, desde allí el nervio perfora las capas superficiales del ojo (esclerótica y coroides) en un sitio llamado zona cribosa.
A continuación, la ameba migra a través de la lámina cribosa hasta el bulbo olfatorio del cerebro, donde se multiplica en gran medida alimentándose del tejido nervioso.
El bulbo olfatorio es una pequeña masa nerviosa alargada en sentido anteroposterior y aplanada en sentido cráneo-caudal, de 9 mm por 4 mm, que descansa sobra la lámina cribosa del etmoides.
Techo: formado por la cara posterior de los huesos nasales, caras posterolaterales de la espina nasal del frontal, cara inferior de la lámina cribosa y cara anterior e inferior del cuerpo del esfenoides.
Los conductos papilares se encuentran en la médula renal y confluyen en los cálices menores, los cuales drenan en los cálices mayores que finalmente desembocan en la papila renal. La región de la papila renal donde desembocan los conductos papilares se denomina área cribosa.
Las células que lo constituyen están vivas y son alargadas, con paredes terminales inclinadas u horizontales, se disponen continuándose la una a la otra, conectándose a través de sus extremos en los que se sitúa la placa cribosa.
Atraviesa por los agujeros de la lámina cribosa en haces amielínicos (aproximadamente 20 a cada lado) rodeados por extensiones digitiformes de duramadre y aracnoides, formando estas una especie de neurilema.