crestón


También se encuentra en: Sinónimos.

crestón

1. s. m. HISTORIA Parte de la celada o casco de la armadura donde se ponían las plumas.
2. MINERÍA Parte de un filón o una roca que asoma por encima de la superficie del terreno. farallón
3. CONSTRUCCIÓN Coronación de una pared o parapeto.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

crestón

 
m. Aum. de cresta.
Parte superior de la celada, en la cual se ponen las plumas.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Sinónimos

crestón

sustantivo masculino
Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2016 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

crestón

SM
1. [de celada] → crest
2. (Min) → outcrop
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
La incubación tarda aproximadamente 30 días. Anas specularioides alticola; pato crestón andino. Vive en la cordillera de los Andes, desde Perú y Bolivia hasta el norte de Chile y Argentina.
La obra de iluminación busca exaltar el valor estético natural, histórico y simbólico del más importante ícono de identidad de las y los zacatecanos; incluye las formaciones naturales entre el Crestón Chino y el principal, y utiliza los colores verde blanco y rojo.
Corría el año de 1633 cuando llegó el invierno, los indios pusieron fuego a la hierba seca del monte, como es costumbre entre ellos, para lograr en la primavera pasto verde para los ganados, esta vez, el fuego cundió rápidamente y ayudado del viento, muy en breve hizo presa de los jacales de Amialtepec, los habitantes huyeron y desde un crestón cercano de su montaña vieron sus casas devoradas por las llamas, y el templo mismo en donde estaba la imagen de la virgen, por el voraz incendio, templos y casas desaparecieron.
l ánade juarjal (en Perú) o pato crestón (Anas specularioides), también considerado por algunos autores del género Lophonetta (Lophonetta specularioides), es una especie de ave anseriforme de la familia Anatidae propia de América del Sur, que se distribuye por Perú, Bolivia, Chile y Argentina.
En 1531, Pedro Almíndez Chirino junto a sus tropas llegaron de lo que ahora es el noreste de Jalisco, guiados por Xiconaque cacique zacateco cuya tierra se encontraba en la actual Lagos de Moreno, Xiconaque los llevó a lo que se llamaba el "pueblo grande de los zacatecos" o Tlacuitlapán donde Chirino no pudo encontrar riquezas considerables, solo describió encontrar en la cima de un cerro con crestón (La Bufa) una aldea indígena cuyas casas eran circulares con techo de paja y hierba.
Posee una cola aguda, aunque la hembra la tiene menos aguda que el macho. El pato crestón es de coloración parda ocrácea manchada, con rabadilla y vientre más claros.
De la fauna argentina, se exhibe ejemplares de: yaguareté, boa de las vizcacheras, mono Carayá, oso hormiguero, flamenco, loro hablador, papagayo azul y amarillo, pato sirirí pampa, pato crestón, ocelote, puma, tapir, vicuña, cóndor andino, águila mora, ñandú, yarará, coatí, entre otros.
Aquí se encuentran cultivados en el archipiélago de la Reina Carlota, y en el interior tan al norte como es Vernon. La plantación más al Este se encuentra en Crestón.
El mausoleo se encuentra ubicado en la falda del crestón del cerro, en el cual están los restos de los más destacados personajes zacatecanos.
Entre las aves que habitan la región del litoral están el águila colorada, águila escudada, águila pampa, caburé, caracolero, carancho, cardenal, cisne de cuello negro, chajá, charata o pava de monte, chimango, chuña de patas negras, chuña de patas rojas, garza mora, gavilán mixto, lechucita de campo, loro barranquero, loro hablador, martineta, ñandú o avestruz americana, ñacurutú, paloma montaraz común, pato crestón o picazo, pato sirirí común, perdiz, tero, tuyango o cigüeña común, urraca común y el Gorrión común.
Dice que desprendido en 1681 un crestón del Illimani, se sacó de él tanto oro, que se vendía como el trigo o el maíz, y que en tiempo del virrey marqués de Castelfuerte se compró por su orden una pepita que pesaba cuarenta y cuatro libras.
Otra vez, cuando pasaba Drebber junto a un crestón, se precipitó sobre él una gran peña, que le hubiera causado muerte terrible a no tener la presteza de arrojarse de bruces hacia un lado.