Ejemplos ?
¡Ven á mis manos, ven, harpa sonora! ¡Baja á mi mente inspiracion cristiana Y enciende en mi la llama creadora, Que del aliento del Querub emana!
Y ascenderíamos a la suma humanidad; dominadora de los instintos, creadora de lo puramente humano, despojados de las ataduras que nos imponen las ecologías y las ideologías.
Para ello el Estado estructura planes de desarrollo social y fomento •económico, fundamentados científicamente, se apoya en la actividad creadora y constructiva de los trabajadores.
Triunfa el instinto sanguinario de los depredadores retrógradas y muertos de hambre espiritual, resentidos de sus impotencias, que los hace ambicionar, odiar a sus semejantes, envidiar, calumniar, estafar, robar, explotar, humillar, abusar, ser crueles, egoístas, díscolos y asesinarlos en su existencia fugaz que se les ha prestado para ver si se superan por obra y gracia de la voluntad creadora.
El Estado se preocupa de la juventud, le da acceso a la instrucción y al aprendizaje de profesiones, adopta medidas para facilitar empleo a la juventud, crearle condiciones para su formación ideológica y preparación física, para su amplia y creadora participación en la construcción de la nueva sociedad.
Allí, mares vastos divisando, lagrimantes los ojos, a su patria se dirigió, afligida, de este modo, con la voz, tristemente: “Patria, oh, mi creadora, patria, oh, mi engendradora, 50 yo cuán desgraciado te he abandonado, como a sus dueños los huidores sirvientes suelen, y del Ida a los bosques llevé mi pie, para, cabe la nieve y de las fieras las heladas guaridas, estar, y de ellas en todos los escondites entrar, furibunda.
Nadie pudo notarlo ni percatarse de ello, porque nadie ni nada había aún, sólo Él-Ella, el Teotl Ipalnemohuani, la energía creadora por la cual vivimos, generándose a sí mismo.
Con esto, OMETECUHTLI y OMECIHUATL, la dualidad creadora, comenzaron a diseñar y distribuir trece espacios gigantescos, superpuestos en combinaciones asombrosas, como si fueran trece cielos inmensos formando un caracol sin fin en perpetuo movimiento ascendente.
Los nuevos normalistas, con la experiencia de que ser universitario tampoco basta, se encuentran preparándose con ahínco para trascender confusiones y en la acción del trabajo didáctico, pronto se hablará de su fuerza creadora en pos de una educación NEOHUMANÍSTICA.
Nuestra conciencia no habría crecido ni florecido por la voluntad creadora de superar las necesidades triviales, pero básicas para los animales de la subsistencia.
Terminada la creación de los trece espacios parecidos a cielos, diversas dimensiones de la realidad, la energía creadora, Teotl, Ipalnemohuani, fue generando la tierra, con sus montañas, selvas, bosques, ríos, lagos y al norte de ella, el lugar donde se acaba la creación: Por eso, más tarde decían nuestros antiguos abuelos de Anáhuac, había que aspirar a elevarse creadoramente hacia el oriente, para no morir en la nada; tal cual lo había decretado, ordenado en concierto de armonías y contradicciones, Ometecuhtli-Omecihuatl, el Señor-Señora de la dualidad creadora .
Ella maneja una rama cotidiana del lenguaje, la lengua; utiliza la flexibilidad de la emoción creadora, inyecta potencia dinámica al alumno para capacitarse en su expresión y usa lo más humano: el arte y la afectividad: la ciencia y la intelectividad; el bien y la solidaridad.