correría

(redireccionado de correrías)
También se encuentra en: Sinónimos.

correría

1. s. f. MILITAR Incursión o saqueo en territorio enemigo la correría descalabró la línea defensiva. algara
2. s. f. pl. Andanza o viaje por diversos sitios, que no suele ser largo, después del cual se retorna al lugar donde se reside habitualmente nos contará sus correrías por tierras americanas.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

correría

 
f. Hostilidad que hace la gente de guerra, talando y saqueando el país.
Viaje corto a diversos puntos, volviendo a aquel en que se reside.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.

correría

(kore'ɾia)
sustantivo femenino
1. ataque enemigo a un territorio para devastarlo Eran comunes las correrías de los indios en esta zona.
2. andanzas y aventuras de alguien en distintos lugares regresando siempre a su morada correrías de verano
Kernerman English Multilingual Dictionary © 2006-2013 K Dictionaries Ltd.
Sinónimos

correría

sustantivo femenino
1 incursión, razzia, razia, algara, cabalgada.
Algara y cabalgada se utilizan con las que reúnen gente a caballo.
Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2016 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

correría

foray

correría

SF
1. (Mil) → raid, foray
2. (= viaje) → trip, excursion correríastravels
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
El Guardia Civil, en sus correrías y patrullas por los pueblos o término de la demarcación de su Puesto, deberá cuidar por regla general, de volver por distinto camino del que llevó a su salida, a fin de examinar más extensión de terreno.
Quien apuesta en contra suya Por una pareja blanca, Y quien dice que no hay otros Mejores en la comarca. Y mientras, los caballeros (64) De mas brios é importancia Con mucho calor disputan De correrías pasadas.
Había entrado a su servicio, cuando él vivia aún con Ernestina; era el eterno testigo de sus aventuras, le seguía fiel y obediente en todas las correrías de su viudez; pero pensaba con envidia en los pasados tiempos, deseando trasnochar menos.
Y supo que, fugitivo de la corte de Fernando, el cristiano, apenas vivo, está a Jimena adorando y en su memoria cautivo. Tal vez a Madrid se acerca con frecuentes correrías y todo en torno la cerca; observa sus saetías arroyadas, y ancha alberca.
Ni estos comisionados, ni Juan Rodríguez Suárez, enviado después por Collado para informarse del rendimiento y calidad de los metales, pudieron conservar la mina de las continuas correrías de los indios mariches, teques y taramaynas, que habitaban todo el país que bajo de estos nombres fertilizaban los ríos Tuy y Guayre, y que hicieron a los españoles abandonar aquel establecimiento sin otro fruto que haber fundado bajo la advocación de San Francisco un mezquino pueblo, que no merece otra memoria que la de haber estado situado en el mismo sitio en que se halla actualmente Caracas.
Siempre os traía algo; una flor de los Alpes... un ave rara... una concha encontrada en sus correrías. Hoy, hoy... acecha otra presa, sentado en este lugar silvestre y con la idea del homicidio en el alma; la vida de su enemigo que intenta sorprender.
Porque Menelao vuelve de Troya a su patria. Entrando en el puerto naupliano, arriba á la orilla tras de errar largo tiempo en sus correrías vagabundas desde Troya.
El extranjero habló así: «Quiero probaros que soy digno de ser vuestro jefe, no solamente en las correrías y saqueos, sino cuando se trata de placeres.» Y echando mano a las provisiones, prepara en un momento la comida.
Jaime en Valencia, y, enterado de las correrías del caudillo árabe, dio órdenes á todos sus feudatarios para que se aprestasen á perseguir la insurrección morisca.
Quiere ser esposo de mujeres, aunque se oponga Venus, y para simular imaginarios besos les babea y lastima con su asqueroso hocico. Sus correrías nos originarán querellas, largos pleitos y aun acusaciones criminales.
«Porque subirás sobre tus caballos, y las correrías que con ellos hagas serán la salud.» Esto es, tus evangelistas te llevarán porque serán gobernados por ti y tu Evangelio, y será la salud eterna de los que creyeron en ti.
Como se había propuesto no dejar en paz a nadie en la casa, hasta se metía con la pobre loca, una gata vagabunda que ejercía la rapiña en todas las habitaciones, pero cuyas correrías toleraban los vecinos porque con ella no quedaba rata viva.