cordobán

(redireccionado de cordobanes)

cordobán

(De Córdoba, ciudad española.)
1. s. m. Piel curtida de cabra o macho cabrío.
2. Cuero repujado y pintado.

cordobán

 
m. Piel curtida de macho cabrío o de cabra.
Traducciones

cordobán

cordovan

cordobán

SMcordovan, cordovan leather
Ejemplos ?
Las industrias más importantes de la vieja Úbeda fueron la de la seda, paños, tintes, estambres y azafranes, bayetas, hilo, lino, cáñamo, cordobanes, cueros y badanas, cerámica y esparto.
Se curtían trescientos cueros para suela, doscientos cordobanes, que era piel curtida de macho cabrío, y doscientas badanas, que era piel curtida de carnero u oveja.
Como en la generalidad de sus haciendas, en Bucalemu los jesuitas también desarrollaron una pequeña industria. Se fabricaban cordobanes y velas de sebo, se procesaban grasas de cerdo y se salaban carnes.
Algunos de los tramos que conforman la calle de Donceles (sea pues, por cada cuadra que la avenida atraviesa) se les conocían antes del año de 1910 por los nombres siguientes: de Chavarría, de Montealegre, de Cordobanes (los artesanos de este oficio que se asentaron en este tramo durante el virreinato) y la Puerta Falsa de San Andrés.
una pequeña ensenada recogida frecuentada por embarcaciones peruanas para cargar sebo, cordobanes y jarcias de los pueblos de Chuapa y La Ligua, por la preferencia que dan a los cáñamos de este valle, y es lo mejor que se fabrica en todo el reino." Milton Godoy también recopiló información del cronista español del siglo XVII Diego de Rosales, quien escribió que en 1659 se hundió el barco "Nuestra Señora La Antigua", "nave que fue empujada por los vientos del sudoeste hacia los peñascos de la costa, destruyéndose completamente".
La piel es de tanta utilidad tanto la de la cabra como la de cabrito que se hace con ella grandísimo comercio; los cordobanes, tafiletes, cabras, antes, cabritillas y otros varios curtidos se sacan de las pieles de estos animales que sirven también para colambres y pellejos de vino, aceite, miel, etc.
Como medidas económicas para enfrentar la crisis, Ramírez de Velasco introdujo el ganado, fundó estancias y alentó el asentamiento de familias españolas. Prohibió la exportación de ganado, lana, cera, cordobanes (cueros curtidos de cabra) e indígenas.
Además se contaba con una curtiduría, la que emplazada en galpones con todo lo indispensable para la fabricación de cordobanes, zurrones y otros.
Durante el señorío de Goyeneche, Illana conoció su máximo crecimiento, instalándose en ella industrias de tejidos y cordobanes; de curtidos y cordelería; explotándose los famosos vinos, que ya desde tiempos más antiguos, siglos XVI y anteriores, gozaban de excelente fama en la Corte.
De esta etapa de su vida surge Meryan: un taller de artesanía en piel especializado en cordobanes y guadamecíes, aún hoy en funcionamiento, situado en la conocida Calleja de las Flores.
Las relaciones con los Duques se limitaban a una ofrenda de vasallaje por Navidad (siete arrobas y media de miel y veintiocho capones bien cebados). Los siglos de la Edad Moderna ven prosperar sus actividades agrícolas e industriales, con famosas tenerías y cordobanes.
En ese mismo año regresó definitivamente a Córdoba, donde se convirtió en uno de los grandes propulsores artísticos de la ciudad, manifestando su afán en la recuperación de la tradición artesanal de cordobanes y guadamecíes y revitalizando tan valiosa expresión artística andaluza.