cordial


También se encuentra en: Sinónimos.

cordial

(Del lat. cordialis, relativo al corazón.)
1. adj. Que es afectuoso o amistoso los dos equipos de la ciudad recibieron una cordial acogida. acogedor, afable, cariñoso
2. Que fortalece el corazón.
3. adj./ s. m. ANATOMÍA Se aplica al tercer dedo de la mano, el más largo de los cinco.
4. s. m. Bebida que se da a los enfermos para confortarlos. tónico

cordial

 
adj. Que tiene virtud para fortalecer el corazón.
Afectuoso de corazón.
adj.-m. Dedo central de la mano.
m. Bebida compuesta de varios ingredientes propios para confortar a los enfermos.

cordial

(koɾ'ðjal)
abreviación
que es afectuoso o amistoso Su trato es muy cordial.
Sinónimos

cordial

adjetivo
Traducciones

cordial

cordial

cordial

cordial

cordial

hjertelig

cordial

A. ADJ
1. (= afectuoso) → warm, cordial
2. (Med) → invigorating
B. SMcordial, tonic
Ejemplos ?
Le hago patente mi agradecimiento profundo por su guía, siempre aleccionadora y afectuosa, y por el trato generoso y cordial que siempre se sirvió dispensarme.
Sin dar tregua á la espontaneidad del aplauso, envié á usted ese día mi felici- tación muy cordial, y como palabra de aliento á su juventud.
El poema de usted que he leído con cordial deleite, viene á poner de nuevo sobre el tapete de la discusión el eterno tema del americanismo en literatura.
- Excelentísimos señores Ministros de Relaciones Exteriores de Bolivia y Paraguay. En nombre del Senado aquí reunido con la Cámara de Representantes en Asamblea General, os expreso la más cordial bienvenida.
señores Ministros: llevad a vuestras patrias nuestro saludo. En todo saludo duerme ennucleada por la tibieza de la cortesía, un sentir cordial de alegría y buen deseo.
que acabo de leer, para poder armonizarlos en una ambiciosa y clara síntesis a la que no sé – desde luego – si podré llegar con ventura, establezco ante el Senado: 1º Que el artículo 102 del texto bogotano consagra y reconoce “de jure” la primacía de lo Universal sobre lo Continental y, en tal sentido, concede razón a quienes hemos venido oponiendo sin estridencias, pero sin inconsecuencias frente al antiguo y ríspido lema “América para los americanos”, el también añoso, sí que generoso y cordial de “América para la humanidad”.
La declaración del representante del Brasil dice lo siguiente: "En nombre de la delegación del Brasil, quisiera dar las gracias a usted, señora Presidenta, y al pueblo de Sudáfrica por la cordial recepción y la hospitalidad que nos han brindado estos días pasados en Durban.
Yo entiendo, señores senadores – y ahora ya tengo derecho a suponer que debo ser creído – que la cordial antipatía casi unánime de los iberoamericanos a las fórmulas intervencionistas en cualquiera de los modos con que se presenten y sobre todo, desde luego, cuando aspiren a terciar en los asuntos internos del Estado, sea sobre la base de que sea una o de dos o más Repúblicas, obedece a causas naturales – por lo mismo irreductibles – mucho más profundas y legítimas que las actualmente más visibles del temor o la duda frente al peligro de una absorción lenta pero fatal por parte de los Estados Unidos.
Había surgido de la bruma como un fantasma de piedra y, a pesar de la rigidez de su arquitectura, a pesar del vaho triste y fantástico que lo envolvía, reconocí enseguida un cierto aire de hospitalidad cordial que me serenó el espíritu.
En 1938, enviamos a las celebraciones del Instituto de Rio de Janeiro una comisión – portadora de un mensaje de cordial saludo – integrada por los ilustrados consocios doctores, Schiaffino y Caviglia, quienes – no está demás decirlo – se costearon del propio peculio los gastos de tan largo viaje: actitud que obliga desde luego nuestro agradecimiento.
A pesar de algún desacuerdo por el año cuarenta, en el que una labor nuestra concreta fue objeto de cierta crítica que entendí infundada, destinada en el fondo a otra persona y que no se originó en Ferreiro, integrante y luego presidente del Archivo Artigas, mantuvimos con él una cordial relación ininterrumpida y aún más estrecha, cuando siendo el director de Enseñanza Primaria (1959 – 63), me designó para integrar uno de los tribunales decisorios sobre qué maestros titulados se hallaban capacitados para ingresar al servicio.
Para manifestar; pues, á Vuestra Soberanía toda la dilatación de su placer, solo cree conductos proporcionados sus mismas respetables disposiciones, en cuyo cumplimiento, desde la mas grave hasta la mínima hará ver su obediencia, la mas ciega, su adhesión la mas decidida, su gratitud la mas cordial.