contrarrevolucionario

(redireccionado de contrarrevolucionaria)

contrarrevolucionario, a

1. adj. POLÍTICA De la contrarrevolución los servicios secretos financiaron la guerrilla contrarrevolucionaria de aquel país.
2. adj./ s. POLÍTICA Que es partidario de la contrarrevolución los contrarrevolucionarios depusieron las armas por la presión internacional.

contrarrevolucionario, -ria

 
adj. Relativo a la contrarrevolución.
m. f. Partidario de ella.
Traducciones

contrarrevolucionario

/a ADJ & SM/Fcounterrevolutionary
Ejemplos ?
Ninguno de los cargos, ni de los grados que se han conferido de acuerdo con la Junta Militar de la madrugada de hoy tienen validez alguna; todos los nombramientos de cargos dentro del ejército son nulos —me refiero a todos los nombramientos que se hicieron esta mañana—; quien acepte un cargo designado por la Junta traicionera de esta mañana, estará asumiendo una actitud contrarrevolucionaria, llámese como se llame y, en consecuencia, quedará fuera de la ley.
Nos parece lógico que piensen así quienes piensan que el peronismo es simplemente la expresión contrarrevolucionaria de la burguesía nacional y Perón su vocero.
Pues yo digo aquí que protesto de los ataques a la justicia revolucionaria, y que si ellos piden respeto para los abogados de los criminales de guerra, pido respeto para los ancianos, los niños y las mujeres asesinados por los aviones de la tiranía (APLAUSOS). Observen, observen cómo actúa la reacción contrarrevolucionaria.
Saben que de este lado hay garantías, pueden escribir, pueden hablar; pero del otro lado pues ya están haciendo méritos, ya están asociándose, porque los pilotos criminales son el cordón umbilical que une la reacción derechista y contrarrevolucionaria con los criminales de guerra, y no vamos a tardar mucho en ver a esos señores militando en los “tigres de Masferrer, porque han empezado ya por defenderles los pilotos a Batista, para ver si Batista cuenta con pilotos que tengan experiencia de dos años de bombardeo; conocen los lugares, conocen los pueblos, conocen cómo tirar las bombas sobre las ciudades.
Batista necesita a esos pilotos y a esos señores, que están en una actitud contrarrevolucionaria, porque saben que la Revolución es el fin de los privilegios.
Proyectamos esá experiencia a Cuba y vemos la lucha del pueblo cubano, vemos la acción contrarrevolucionaria de algunos cubanos, y el apoyo a esa contrarrevolución, desde afuera.
La dictadura contrarrevolucionaria no sená capaz, por cierto, de abrir posibilidades al país ni de acallar, por el imperio de la fuerza, la legítima rebeldía de los chilenos altivos y combatientes.
Frente a la clase burguesa contrarrevolucionaria coligada, aquellos sectores de la pequeña burguesía y de la clase campesina en los que ya había prendido el espíritu de la revolución tenían que coligarse naturalmente con el gran portador de los intereses revolucionarios, con el proletariado revolucionario.
Durante la revolución burguesa de fines del siglo XVIII en Francia fue el centro de la emigración contrarrevolucionaria.- instalada en la misma Francia— despierta contra ella todas las pasiones nacionales.
Habían dado a su ejército como santo y seña los tópicos de la vieja sociedad: « Propiedad, familia, religión y orden », y gritado a la cruzada contrarrevolucionaria: «¡Bajo este signo vencerás!» Desde este instante, tan pronto como uno cualquiera de los numerosos partidos que se habían agrupado bajo aquel signo contra los insurrectos de junio, intenta situarse en el palenque revolucionario en su propio interés de clase, sucumbe al grito de «¡Propiedad, familia, religión y orden!» La sociedad es salvada cuantas veces se va restringiendo el círculo de sus dominadores y un interés más exclusivo se impone al más amplio.
Quienes en los hechos, intenciones y palabras, se seguían por la ideología contrarrevolucionaria que amamanta el imperialismo norteamericano, y la gran burguesía interna, saben que cuando las conquistas democráticas y revolucionarias prenden en el pueblo organizado, éstas adquieren el carácter de irreversibles.
Ante la manifiesta democratización general y el avance de las conquistas sociales, los brotes aislados del crimen con máscara política han evidenciado, una vez más, su clara intención contrarrevolucionaria.