contrapié

contrapié

loc. adv. Indica a destiempo, a un ritmo forzado en la expresión a contrapié tuvo que ir a contrapié desde el principio y suspendió los exámenes.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

contrapié, a

 
loc. adv. Con gran dificultad.
Contrariamente a lo bien hecho.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.

contrapié

(kontɾa'pje)
adverbio parte de la locución adverbial:

a. en situación o posición contraria a la natural Pateó la pelota a contrapié.
b. en situación no favorable Tu comentario cayó a contrapié del clima de la reunión.
Kernerman English Multilingual Dictionary © 2006-2013 K Dictionaries Ltd.
Traducciones

contrapié

contrapié

contrapié

contrapié

contrapié

contrapié

contrapié

contrapié

contrapié

a contrapié ADV mi oponente me cogió a contrapiémy opponent caught me off-balance, my opponent wrongfooted me
me pillaron a contrapié al llegar antes de lo esperadoI was caught off-balance when they arrived earlier than expected
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
Tras varios días de descanso y planificación muy cuidadosa, el día 16 amagó cruzar el río Duero por Toro y en cuanto los ingleses empezaron a formar para hacerle frente, se retiró otra vez y marchando a toda velocidad efectuó el cruce por Tordesillas, cogiéndolos completamente a contrapié.
Así, toma a contrapié el ideal cortés, invierte los valores admitidos celebrando a las gentes destinadas al patíbulo, se entrega de buen grado a la descripción burlesca o a las bromas subidas de tono, y multiplica las innovaciones en el lenguaje.
En esta primera parte, el autor se refiere explícitamente al filósofo español Ortega y Gasset y a su libro La revuelta de las masas de 1930, para tomarle el contrapié.
Algunos críticos, cogidos a contrapié, creyeron que su éxito sería flor de un día, pero ese vaticinio se disipó de golpe con la publicación de su segunda novela, Las partículas elementales, considerado el mejor libro francés de 1998 por la revista Lire y galardonada con el Prix Novembre.